comunidades

Aprende a diseñar un mini-desierto para tu jardín

Cómo crear tu propio desierto con piedras y suculentas y decorar tu jardín

Las plantas suculentas generalmente se desarrollan en entornos áridos, donde el agua se encuentra limitada. Existen miles de especies de este grupo de plantas que reúnen a las familias: Crassulaceae, Cactaceae y Euphorbiaceae principalmente.

Pequeño desierto elaborado como decoración en un jardín

 

Pequeño desierto elaborado como decoración en un jardín


Muchas de estas especies son utilizadas en la jardinería en todos los lugares del mundo. Es muy probable que en nuestros jardines tengamos muchas de estas plantas. Pero, generalmente las tenemos sembradas en macetas separadas unas de otras.

Hoy les propongo una idea para sembrar estas plantas, de manera que parezca que se encuentran en su entorno natural. La idea consiste en crear con piedras una maceta muy irregular, y sembrar en los huecos que quedan entre ellas, diferentes especies de estas plantas. El resultado queda increíble, y será algo muy original para decorar tu jardín.

Lo primero que se necesita para llevar a cabo esta idea son latas de refresco recortadas por la mitad para reproducir las plantas que mas te gustaría tener en tu pequeño desierto. Una vez que las plantas que sembraste en las latas estén lo suficientemente desarrolladas, entonces se comienza a crear el desierto.

Si tenemos las plantas desde antes preparadas o las compramos no es necesario reproducirlas en latas.

Plantas que se utilizan:

Las plantas ideales para usar son las suculentas, pues este tipo de plantas son las que están adaptadas a sobrevivir en ambientes áridos, y por tanto las que te podrían dar la idea de que se trata de un desierto. Las suculentas más adecuadas para esta idea son las de las familias: Cactaceae, Euphorbiaceae y Crassulaceae.

Desierto hermoso para la decoración en nuestro jardín
 
Desierto hermoso para la decoración en nuestro jardín


Entre los cactus, los más adecuados para esta idea, son las especies de pequeño tamaño, y sobre todos muy atractivos, como algunos Melocactus, por la corona que se desarrolla en su parte superior, cuando se detiene su crecimiento, y los hace muy llamativos. Otras especies muy adecuadas son las del género Mammillaria, por su peculiar forma globosa que los hacen muy hermosos . Pero, en fin, cualquier cactus que te guste y sea pequeño pudiera resultar perfecto para nuestra idea.

Entre las crasulaceas, en especial las del género Kalanchoe, cualquiera que consideres bonito y atractivo sería muy adecuado. Las conocidas como flores de mármol del género Echeveria, también son ideales para esta idea.

Otras de las plantas que se pueden utilizar son las euforbias, dentro de este grupo la más adecuada es Euphorbia milii, porque existen variedades con flores de diferentes colores, y harán un contraste muy bonito.

Materiales que se necesitan:


- Piedras aplanadas, con formas variables

- Cemento

- Arena

- Macetas de formas variables (Opcional)

- Tierra y gravilla

Pasos a seguir:

Lo primero que se hace es preparar el cemento, mezclando cemento con arena en la siguiente proporción: 1/5 de cemento x 4/5 de arena. Después de que hayamos hecho la mezcla, entonce se utiliza como pegamento para las piedras.

Después empezamos a pegar una piedra con otra dándole la forma que más nos guste, y creando espacios entre ellas donde verter la tierra para sembrar las plantas. Una vez que hayamos terminado dejamos secar por un día.

Cómo queda un desierto para jardines muy pequeños

Como queda un desierto para jardines muy pequeños


Al siguiente día vertemos una mezcla de tierra con gravilla en los huecos que dejamos entre las piedras base y sembramos las plantas, siguiendo el patrón que más nos guste.

Una vez que terminemos de plantar, entonces rellenamos con pequeñas piedras los espacios de tierras que quedaron sin sembrar, para darle un buen terminado.

Podemos hacer macetas de diferentes tamaños en dependencia del tamaño de las piedras que utilicemos y del tamaño de nuestro jardín. También se pueden utilizar macetas redondas ya elaboradas y queda muy bonito también.

Cómo cuidar de tu desierto

Debemos tener en cuenta que las plantas que utilizamos para esta idea son de climas cálidos y crecen a pleno sol, lo que nos indica que tenemos que mantener nuestro desierto en lugares donde el sol pueda darles al menos un rato todos los días.

El riego no debe ser frecuente, lo mejor sería una sola vez cada semana.

Otro ejemplo de un desierto decorativo

Otro ejemplo de un desierto decorativo


Espero que les haya encantado la idea y que la lleven a cabo para que su jardín quede increíble.

Páginas relacionadas:

Flor corona de cristo, Euphorbia milii

Las cactáceas, aprenda más sobre los cactus!!!

Características de las plantas suculentas

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestra página de Facebook

Participa en nuestra comunidad de Google+


   

Fuente: este post proviene de Naturaleza Tropical, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Fotografía y características generales de la planta suculenta híbrida Huernia x macrocarpa clon 7. Consejos esenciales para su cultivo. El género Huernia es uno de los más conocidos dentro de la subtr ...

Fotografías y características generales de la planta ornamental Pseuderanthemum carruthersii. Consejos esenciales para su mantenimiento. Descripción de la planta Pseuderanthemum carruthersii Pseuderan ...

Recomendamos