comunidades

Kalanchoe fedtschenkoi

El Kalanchoe fedtschenkoi es una crasa perenne
Imagen – Wikimedia/Ixitixel

El Kalanchoe fedtschenkoi es una planta crasa que, si bien tiene un apellido un tanto difícil de recordar, es realmente decorativo. De hecho, lo puedes cultivar tanto en un rincón del jardín como en macetas o jardineras, ya que su tamaño es reducido y no necesita de mucho espacio para poder crecer.

Su mantenimiento es sencillo, siempre que se riegue más bien poco y se tenga en una zona donde le dé el sol de manera directa. Pero veamoslo más en detalle a continuación.

Origen y características del Kalanchoe fedtschenkoi

El Kalanchoe fedtschenkoi crece rápido
Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Se trata de una crasa o suculenta no cactácea originaria de Madagascar que alcanza una altura de 30 a 80 centímetros. Desarrolla tallos redondos, de los que brotan hojas simples, alternas, con forma oval u obovada. Estas tienen el margen ligeramente dentado, y son de color azul-verde o verde-rosadas. Florece en primavera, produciendo inflorescencias en corimbos. Las flores son tubulares, colgantes hacia abajo, con la corola de color naranja, coral o albaricoque.

Tiene un crecimiento bastante rápido, y si a ello le sumamos la facilidad con la que enraíza y brotan sus hijuelos, en caso de cultivarlo en una maceta en poco tiempo verás que la ocupa toda 😉 .

¿Cuáles son los cuidados que necesita?

Conseguir que el Kalanchoe fedtschenkoi se mantenga sano no es complicado. Es una planta crasa muy agradecida, que no necesita que se esté muy pendiente de ella. Pero eso sí, hay ciertas medidas que se han de tomar para que no tenga problemas o que, en caso de que surjan, se sepa cómo reaccionar. Por eso, recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Es una suculenta que ha de estar en una zona luminosa, a ser posible en el exterior, a pleno sol. Ahora bien, también puede crecer dentro de casa si en la habitación entra mucha luz desde fuera, y se coloca lejos de las corrientes de aire.

Tierra

El Kalanchoe fedtschenkoi es una suculenta
Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

Maceta: se ha de rellenar con sustrato mineral, como el pómice o la grava volcánica (de 1-3mm de grosor). Si no puedes conseguirlo, mezcla sustrato universal con perlita a partes iguales.

Jardín: la tierra tiene que tener un excelente drenaje, pues es una especie muy sensible al exceso de riego. Por ello, si no es así, haz un agujero de unos 40 x 40cm, cubre sus lados con un trozo de malla de sombreo y por último rellénalo con sustrato mineral. De esta manera, tu planta podrá crecer bien.

Riego

Al ser muy sensible al exceso de agua, el riego deberá ser más bien escaso. Siempre hay que procurar que la tierra o el sustrato se sequen por completo antes de volver a humedecerlo. Así pues, aconsejamos regar una o dos veces por semana durante el verano, y una vez cada 7 o 10 días el resto del año.

Por supuesto, si ves que va a llover, deberás de espaciar más los riegos. Asimismo, es importante que, si lo vas a cultivar en maceta, esta tenga agujeros en la base para que el agua que sobre pueda salir.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se debe abonar con algún abono para suculentas, sea líquido (el cual será ideal para plantas cultivadas en maceta), granulado o en polvo (estos dos últimos son más aconsejables para aquellas que estén plantadas en tierra).

Como el riesgo de sobredosis es alto, sobre todo si se usan fertilizantes, es necesario leer y seguir las indicaciones que vienen especificadas en el envase.

Multiplicación

La manera más fácil y rápida de conseguir nuevos ejemplares de Kalanchoe fedtschenkoi es multiplicándolo por esquejes de tallo en primavera o verano. Para ello, se ha de seguir este paso a paso:

Primero, corta con unas tijeras previamente desinfectadas un tallo que veas que esté sano, sin signos de debilidad.

Después, rellena una maceta -con agujeros en su base- de unos 6,5cm de diámetro con pómice o sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales.

Luego, riega.

A continuación, haz un agujero en el centro de la maceta, ya sea un palo corto o con un dedo por ejemplo.

(OPCIONAL): puedes impregnar la base del esqueje con hormonas de enraizamiento.

Por último, introdúcelo en ese agujero, procurando no enterrarlo demasiado. Bastará con que se introduzca unos 2 centímetros, para que se quede bien sujeto a la tierra. De todos modos, si tienes a mano, puedes cubrir la superficie del sustrato con gravilla (arena de obra, de 1-3mm de grosor).
En una semana o dos emitirá sus propias raíces, pero no lo trasplantes hasta que no veas que se le salen las raíces por los agujeros de drenaje o que ya la ha ocupado toda.

Plagas y enfermedades

El Kalanchoe fedtschenkoi Variegata es una suculenta preciosa
Imagen – Wikimedia/Ram-Man

Especialmente vulnerable a los caracoles y babosas durante la época de lluvias. Al tener hojas y tallos carnosos, estos animales lo devoran. Para evitarlo, es importante que se usen repelentes o productos que los mantengan alejados, como la cerveza en un vaso u otro recipiente.

Si hablamos de enfermedades, no suele tener, salvo cuando la humedad ambiental o del sustrato es muy elevada. Cuando eso ocurre, los hongos podrían terminar de debilitarlo. Pero si se trata con fungicida y se suspenden los riegos hasta que la tierra vuelva a estar completamente seca, quizás se salve.

Rusticidad

No resiste las heladas. El frío lo tolera, pero es mejor meterlo en casa o en un invernadero si la temperatura baja de los 10 grados centígrados.

¿Qué te ha parecido el Kalanchoe fedtschenkoi?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Áloe de montaña (Aloe marlothii)

Imagen – Flickr/Drew Avery ¿Te gustan los áloes? Si además eres de los que disfrutan viendo aquellos que alcanzan el metro de altura, o que incluso lo superan, la especie de la que te voy a habl ...

Graptopetalum mendozae

Imagen – Flickr/salchuiwt ¿Eres de los que disfruta cultivando plantas suculentas en macetas? Si es así, voy a presentarte a la Graptopetalum mendozae, una crasa que puede ser cultivada en macet ...

8 tipos de aloe

Hay muchos tipos de áloe: unos no superan los diez centímetros de altura, mientras que otros crecen como árboles o arbustos de varios metros. Sus hojas, independientemente de la especie a la que perte ...

Pachyphytum

Imagen – Wikimedia/Jean.claude Los Pachyphytum son plantas crasas que pueden utilizarse para decorar espacios reducidos, ya que tienen un valor ornamental muy alto y, además, no crecen mucho por ...

Etiquetas: Plantas crasas

Recomendamos

Relacionado

Plantas crasas

Kalanchoe thyrsiflora

Imagen – Wikimedia/David J. Stang El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea que queda estupenda en los jardines. Crece rápido, además es de buen tamaño, por lo que puedes ponerla en cualquier sitio porque quedará muy visible, que es justo lo que más se suele desear de los elementos que forman parte de un terreno: que se vea y destaque por algún motivo. Para mantenerlo con ...

cultivo esquejes kalanchoe ...

Kalanchoe

Flores con cuidados muy sencillos

Te contamos todo sobre el Kalanchoe. Pertenece a la familia de las crasuláceas, plantas suculentas que poseen sus raíces, hojas o tallos más gruesos de lo habitual por la acumulación de reservas de agua que permiten sobrevivir en condiciones de sequía.

Plantas con caudex

Pachypodium

¿Amante de los árboles y arbustos suculentos? Lo cierto es que, lamentablemente, pese a existir muchas especies solo se comercializan unas pocas; de estas, los Pachypodium son sin duda los más populares. Y motivos no faltan. Sus magníficas flores desprenden un aroma muy agradable, y su mantenimiento no es demasiado complicado si tenemos siempre presente que no hay que regarlos mucho. Origen y ca ...

Plantas crasas

Áloe tigre (Aloe variegata)

Imagen – Wikimedia/Kurisu rs El Aloe variegata es una de las crasas más curiosas: es bastante pequeño, lo cual hace que sea particularmente interesante para cultivarlo en maceta durante toda su vida, sus hojas tienen bandas blanquecinas muy bonitas, y además, a diferencia de la mayoría de las especies del género, prefiere estar en semisombra. No es complicado de mantener, aunque siempre vien ...

Plantas crasas

Todo sobre el Aeonium

Los Aeonium son de las plantas suculentas más agradecidas que podemos tener en un jardín, balcón o terraza. Mientras estén expuestos al sol directo y reciban agua de tanto en cuando, crecerán que dará gusto verlos temporada tras temporada. Son tan adaptables, que sin duda estamos hablando de las mejores, o una de las mejores, suculentas aptas para principiantes y también para aquellos que no quier ...

Fichas

Cardón espinoso (Euphorbia resinifera)

Imagen – Wikimedia/BS Thurner Hof La Euphorbia resinifera es una de esas plantas suculentas que quedan geniales en macetas de barro más o menos grandes, o en jardines que reciben poco riego. Produce múltiples tallos, que con el tiempo forman una especie de ‘cojín’, pero sin poder usarse como tal ya que posee numerosas espinas. El mantenimiento es sencillo; de hecho, mientras reci ...

Plantas crasas

Pleiospilos nelii

Imagen – Wikimedia/Cookie El Pleiospilos nelii es una de esas pequeñas bellezas que conviene tener en maceta si no se quiere perder. Una de las cosas más interesantes de esta especie es que existe la variedad verde, que es la que puedes ver en la imagen superior, que produce flores amarillo-anaranjadas; y otra de color morado con flores rosadas que también es realmente preciosa conocida como ...

Plantas crasas

Sedo de Japón (Sedum sieboldii)

Imagen – Wikimedia/Père Igor El Sedum sieboldii es la típica, pero no por ello menos interesante, crasa que se cultiva en macetas, sobre todo colgantes, así como en los balcones.Su tamaño, so porte, así como sus flores hacen que sea una planta realmente bonita. Y si a eso le sumamos lo fácil que resulta mantenerla, es sin duda una especie a tener en cuenta si buscamos variedades resis ...

Plantas crasas

Haworthia retusa

Haworthia retusa var multilineata // Flickr/salchuiwt La Haworthia retusa es una crasa o suculenta no cactácea compacta, con un tamaño bastante reducido y que produce unas flores que, si bien son pequeñas, llaman bastante la atención ya que surgen de tallos cuya altura es muy superior al de la planta. Es interesante su cultivo en maceta, especialmente si esta es más ancha que profunda. Al tener un ...