Plantas

Blog de florencio Idea guardada 44 veces
La valoración media de 66 personas es: Muy buena

5 alternativas al tradicional césped: evita esfuerzo y gastos innecesarios

Hoy me estaba preguntando por qué el césped es el recurso más utilizado a la hora de cubrir el suelo de nuestros jardines si en realidad no es la mejor opción... ¡Ni mucho menos!

No lo es para nuestro bolsillo, tampoco compensa en relación al esfuerzo, además, es sumamente delicado y obtener una superficie verde intensa sin huecos es prácticamente imposible.

¿Que cuando se consigue el efecto es espectacular?, totalmente de acuerdo. Sin embargo, existen alternativas igual de estéticas y mucho más recomendables. Te las muestro a continuación:

Imagen 5


1. Si no quieres renunciar a tu precioso manto verde, opta por las praderas. Son tanto o más elegantes que el césped y dotan de un aire natural y silvestre espectacular.

Son más fáciles de cultivar, requieren muchísima menos agua (exactamente diez veces menos) y representan un elemento muy a tener en cuenta dentro de la xerojardinería o la creación de jardines sostenibles.

Un punto clave a la hora de decidirnos por las praderas: mantienen su belleza durante todo el año adaptándose a cada estación. Es decir, evolucionan y reflejan la explosión de colores característica de la primavera, la luminosidad y variedad del verano, mayor intensidad en otoño y un tono pardo relajado en invierno.

Cultivo: preferentemente entre septiembre y noviembre aunque también se puede realizar en marzo o abril.

Descubre mucha más información sobre las 'praderas: alternativas perfectas al césped' en este reportaje.

Imagen 0


2. Siendo un poco más arriesgados, por qué no utilizar grava... Veremos esta tendencia en jardines zen o de bajo mantenimiento y se pueden utilizar como pieza principal o combinadas con otros materiales como la madera, el hormigón o el metal, y/o plantas.

Es económica, atractiva, se ajusta a terrenos irregulares, puede utilizarse tanto en jardines de gran tamaño como en los más pequeños, se pueden crear formas o dibujos muy diferentes, su color cambia en función del reflejo de la luz y el agua...

Su instalación no es para nada complicada y se pueden utilizar distintos tipos según nuestras preferencias. ¿Los mejores? Según mi humilde opinión, aunque depende del color y el uso que queramos darle a ese espacio determinado, los mejores son: la gravilla, el granito triturado, la grava gruesa o los cantos rodados.

En este post encontrarás información sobre cómo instalar grava en tus plantas.

Imagen 1


3. Para cubrir el terreno y llenar de color las zonas que no son de paso, nada mejor que las tapizantes.

No existe mejor regalo para un amante de las plantas que una floración espectacular y esto es lo que nos ofrecen muchas de las plantas tapizantes.  

Si, además, tu terreno cuenta con alguna pendiente o irregularidad, no pienses mucho, ¡esta debe ser tu elección, sin duda!

Algunas especies aguantan perfectamente ubicaciones sombreadas y, otras, pueden incluso pisarse, de vez en cuando, eso sí (Dichondra repens, Achillea millefolium, gazania, manzanilla...). 

Tipos: Vivaces y perennes (gazania, santolina, gitanilla, alison...); plantas crasas (uña de fato, uña de león, sedum, lamprantus...); arbustos (cotoneaster, junípero, romero rastrero); trepadoras (hiedra, madreselva, buganvilla...).

Si necesitas más información sobre las plantas tapizantes no te pierdas esta completísima página.

Imagen 3


4. Ahora quiero añadir una nueva palabra a vuestro vocabulario, ¿conoces el mulching?

Traducido como 'acolchado', el mulching consiste básicamente en cubrir el suelo con diferentes materiales para protegerlo de las heladas, la evaporación del agua en verano o para evitar la aparición de malas hierbas, entre otras.

Hablemos de los materiales. Podemos emplear sintéticos como plásticos o mallas antihierbas que, aunque a la vista no son estéticos, se utilizan muchísimo en huertos o parterres de flores para frenar la invasión de otras especies.

Por el contrario, también encontramos naturales como gravas, gravillas, marmolinas; corteza de pino, recortes del césped, maderas, paja...

Este reportaje os será de gran ayuda si queréis instalar mulching o acolchado en vuestro jardín.

Imagen 2


5. Por supuesto, no podían faltar los pavimentos. Desde Guía de jardín nos llegan las 5 mejores opciones para el jardín y la terraza: terracota o barro cocido, gres, adoquín, lajas de piedra y hormigón impreso.

Y porque en estos casos resulta esencial fijarse en las modas: ¡reforma tu terraza con estos pavimentos de tendencia ;)!

Imagen 4


(Imagen: Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER))

¿Se os ocurre alguna otra opción? Entre las que os muestro, ¿cuál es vuestra preferida?
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora