Plantas

Blog de florencio Idea guardada 211 veces
La valoración media de 204 personas es: Muy buena

El laurel

Aroma en tu jardín y tu hogar

Ya en la Antigua Grecia y el Imperio Romano este árbol ha tenido grandes connotaciones simbólicas. Deportistas, guerreros o poetas eran condecorados con una corona de laurel para representar la victoria, el triunfo y la grandeza.

Lo mismo ocurría con los emperadores: seguramente, no recordemos ninguna imagen de Julio César sin este elemento sobre su cabeza.

En los primeros Juegos Olímpicos de la Gran Atenas, los vencedores que lo recibían eran elevados a la categoría de dioses y recibían el favor de los mismos.

Laurus nobilis


(Imagen: Wikimedia)

En la actualidad, las coronas de laurel se depositan en los cementerios para honrar a los fallecidos.  

Se trata de un arbusto mediterráneo, de la familia de las Laureáceas, que abunda en estado silvestre en todas las regiones que bañan el Mare Nostrum.

 

Aunque sin duda guardan un gran parecido, no se debe confundir el Laurus nobilis, también llamado 'europeo' o 'de cocina', con el laurel-cerezo o laurel real, este último, muy tóxico para las personas si se llega a ingerir.

 

Laurel


(Imagen: Wikimedia)

 

Reconócelo en cualquier lugar

Podemos encontrar el laurel plantado en tierra o en maceta.

En el primer caso, lo veremos principalmente como arbusto, aunque, si se deja crecer libremente, sin podar, se convertirá en árbol, llegando a alcanzar los 15 m. de altura. Por el contrario, si se encuentra en un tiesto, no superará los 2 m.  

Se desarrolla sobre un tronco robusto y grisáceo, en el que se sujeta una frondosa copa.

 

Sus hojas perennes poseen un color verde oscuro y, junto con las flores, desprenden un agradable aroma.

Pueden llegar a medir 9 cm. y, generalmente, muestran una forma alargada con borde ondulado.

 

El toque de color lo ponen las flores que nacen en marzo o abril. Muestran una tonalidad amarilla que contrasta sobre el oscuro verde de las hojas.

 

Aunque para el ser humano lo que realmente tiene valor del laurel son sus hojas, a las que se dan múltiples usos, las flores resultan muy vistosas.

 

Laurel


 

El laurel en tu jardín

Si buscas un nuevo aroma para tu pequeña parcela natural, puedes decidirte a plantar algunas semillas de este arbusto, o bien replantar partes del tallo o la raíz de uno ya desarrollado (reproducción por esquejes).

Los cuidados que debes ofrecerle son los básicos de cualquier otra planta, sin que te pida atenciones especiales.  

Localiza un suelo que drene bien, porque es el mejor terreno para que crezca sin problemas. Aunque se adapta con gran facilidad a todo tipo de espacios.

 

Durante el verano no debe permanecer a pleno sol porque sus hojas podrían quemarse. Lo idóneo es que se localice en zonas de semisombra, donde disfrute del tiempo necesario de luz sin llegar a sufrir por la misma. 

 

Laurel


(Imagen: Wikimedia)

 

En invierno, las fuertes heladas pueden estropearlo,así que protégelo de las corrientes de aire y sitúalo en un lugar que no tenga demasiada sombra durante esta estación.

 

No encharques el suelo, porque, en realidad, se trata de un arbusto que resiste la sequía sin grandes problemas. Eso sí, en caso de que esté plantado en maceta, necesitará mayor cantidad de agua.

 

La poda debes realizarla sobre ramas que se hayan secado o quemado. Sólo en caso de heladas tendrás que trabajar en el tronco. Si esto fuera necesario, no te preocupes, suele volver a crecer sin muchos esfuerzos si las raíces siguen sanas.

 

Laurel


(Imagen: Wikimedia)

 

Que no ataquen tu arbusto

Los laureles son propensos a padecer tres tipos de plagas fácilmente reconocibles, lo que nos permitirá actuar con rapidez y ayudar a nuestra planta a mantener su belleza y frescura.  

Las cochinillas son las principales invasoras, aproximadamente el 90% de los arbustos la padecen. Además puede provocar la aparición del hongo Negrilla. Para eliminarlas, tendremos que podar todas las partes que estén afectadas, evitando así la propagación de la enfermedad.

 

Los pulgones son también comunes. Se alimentan de la planta de tal forma que la debilitan. En caso de una plaga abundante, pueden llegar incluso a ocasionar el marchitamiento del laurel.

 

Los expertos recomiendan realizar tareas que eviten su aparición, como por ejemplo, eliminar usualmente la maleza y malas hierbas cercanas al arbusto.

 

Una vez que aparezca, se puede combatir con agua jabonosa, con trampas cromotrópicas amarillas o bien, con insecticidas.

 

Laurel árbol


 

(Imagen: Wikimedia)

 

También, tendremos especial cuidado con la sila, un pequeño insecto chupador. Reconoceremos su acción porque las hojas del laurel se arrugarán e incluso llegarán a caer cuando se trata de un ataque intenso.

 

Lo mejor es la prevención, aunque si aparece recurriremos a los tratamientos propios de frutales de pepita para combatirla.

 

Aunque siempre nos recomiendan utilizar productos químicos para ayudar a prevenir las plagas y las enfermedades, en el caso del laurel y de otras plantas destinadas al consumo humano, lo mejor es evitarlos. Lo más recomendable es optar por remedios ecológicos.


Frutos del laurel


(Imagen: Wikimedia)

 

Usos y propiedades

El laurel es uno de los condimentos más utilizados en la elaboración de guisos.

Generalmente, se emplean las hojas secas ya que poseen un aroma más intenso. Uno de los alimentos que más agradece el sabor que le aporta es el pollo. También se acostumbra a incluir algunas hojas en la cocción de legumbres, pescados y sopas.  

Es frecuente elaborar infusiones, utilizando las partes verdes, destinadas a aliviar problemas estomacales y reducir la hipertensión. Se toman también para facilitar la digestión y la expectoración, sobre todo en niños y ancianos. En ocasiones, se dan estos preparados a los más pequeños de la casa para estimular su apetito.

 

Laurel


(Imagen/ Flickr: FelinusNoir)

 

Con las semillas se produce el aceite aromático de laurel, que se utiliza en la fabricación de jabones y otros productos de perfumería. Está también recomendado para la elaboración de ungüentos y linimentos que se aplican sobre molestias musculares.

 

Por todo lo anterior, un arbusto de laurel en nuestro jardín no solo le dará frescura y belleza al mismo, sino que nos será de gran utilidad a la hora de dar un toque de sabor a nuestros platos preferidos, además de aromatizar los exteriores e interiores de nuestro hogar.

 

Fuentes de información: Infojardín.com, Botanical OnLine, Wikipedia.

 

 

Fuente: este post proviene de Blog de florencio, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

ficha flor jazmin ...

Jazmín

Ficha técnica

Te contamos todo sobre el Jazmín. Sus flores constituyen su principal atractivo, se disponen en racimos y generalmente son de color blanco, aunque pueden aparecer algunas amarillas debido a la gran variedad de jazmín existente. Su aroma dulzón es inconfundible.

arbol de la goma caja de violin deltoides ...

El ficus

El árbol de la goma

Te contamos todo sobre el ficus. Es un arbusto o árbol perenne de hojas coriáceas que, en el caso de algunas especies, puede ser trepador. Por lo general, es una variedad que se adapta perfectamente como planta de interior. Puede alcanzar una altura de hasta 30 m, aunque estos casos se han dado sobre todo en su lugar de origen, el Extremo Oriente.