comunidades

Bayas

Joyas en el jardín otoñal

bayas
En la primavera se adornan con flores todas sus ramas y, en el otoño, con preciosos frutos y a menudo también con bonitos colores... Los arbustos bacíferos tienen un gran valor decorativo, sin lugar a duda también en un jardín pequeño. Un hermoso ejemplo es la 'Bola de Nieve', que se adorna en primavera con flores blanquiverdes que, al abrirse, decoloran a un blanco como la nieve. En el otoño aparecen las bayas rojas entre las hojas de un verde alegre.

 

Árboles y setos bacíferos apropiados para un jardín pequeño

 

- Guillomo (Amelanchier)
- Pesgua (Gaultheria)
- Hierba de San Juan (Hypericum)
- Madreselva (Lonicera)
- Espino de fuego (Pyracantha)
- Skimmia Symphoricarpos
- Acebo en pie (Ilex)

Árboles y setos bacíferos apropiados para el jardín mediano

 

- Bonetero (Euonymus)
- Acebo (Ilex)
- Manzano floreciente (Malus)
- Rosal (Rosa)
- Saúco (Sambucus)
- Serbal de los cazadores (Sorbus)
- Viburno (Viburnum)

                                
bayas

 

Bayas llamativas

El symphoricarpos posee bayitas de un color rosa claro muy especial en racimos sueltos. El acebo y el tejo llevan llamativas frutitas rojas en otoño. Los grandes racimos de color rojo sangre de la Skimmia japonica Rubella permanecen en el arbusto hasta muy entrado el invierno. El vigoroso rosal silvestre japonés rosa rugosa se aplica mucho en espacios públicos.  

¡De los escaramujos puedes hacer una mermelada deliciosa! Después de la floración, los rosales botánicos desarrollan los más bonitos escaramujos en toda clase de formas y colores: una preciosa fiesta multicolor en el otoño. Los frutos del viburnum tinus y el saúco son unas bayas azules muy particulares.

 

Un bosquecito para pájaros

¿Te queda algo de sitio en el jardín? Entonces resulta una buena idea crear un bosquecito para pájaros o un seto especial. Pon juntos varios arbustos bacíferos y enseguida se convertirán en un pequeño paraíso para las aves. Entre las ramas podrán refugiarse a gusto y tal vez incluso anidar.  

En verano cazan muchos insectos dañinos y en el otoño y el invierno se deleitan con las bayas: !un espectáculo cautivador! Si tú también quieres disfrutar de las pequeñas bayas, elige entonces una variedad con frutos amarillos; los pájaros pensarán que todavía no han madurado y los dejarán en el arbusto durante más tiempo.

 

                                    
bayas

                               

No sólo bonitas, sino también sabrosas

La mayoría de las bayas son comestibles y tienen además un sabor delicioso. Escaramujos, zarzamoras, arándanos, bayas de saúco y los frutos del serbal de los cazadores y del espino cerval marino... todos se pueden comer tranquilamente o convertirlos en una confitura exquisita. Combina las deliciosas fragancias y los bonitos colores para hacer tu mermelada casera (por ejemplo, saúco con manzana o una mezcla de frutos del bosque de arándanos y zarzamoras).  

Fíjate bien donde los recolectas: es preferible no hacerlo al lado de una carretera para evitar la contaminación del tráfico. Y para todos los frutos es válido lo siguiente: no se deben comer crudos en grandes cantidades. Sobre todo en el caso del saúco y el serbal de los cazadores, ya que pueden provocar dolor de estómago. Una vez que las bayas se hayan cocido con azúcar, es posible comer todo lo que se desee.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos