comunidades

Cómo cuidar las orquídeas




Una de las cosas que más me gustan en el mundo y que además disfruto mucho son las flores. Desde hace tiempo me había querido comprar una orquídea, pero la verdad me daba un poquito de miedo porque son muy delicadas y necesitan cuidados especiales.
 
Hace unos días mi abuela me regaló una, por lo que me di a la tarea de investigar sus cuidados, le pregunté a ella algunos tips y leí varios artículos. Hoy me gustaría compartirte los mejores y los que más me han servido. 

Fuente: Avril Burgos


En el mundo existen más de 22,000 especies de orquídeas, de las cuales sus cuidados varían dependiendo del tipo. Pero no te preocupes, puedes seguir estos consejos sin importar que tipo tengas tú y así la mantendrás saludable y hermosa siempre. 

- Utiliza una maceta con agujeros en la parte inferior, no importa si esta es decorativa o no, solo asegúrate que los tenga. Son muy importantes ya que estos permitirán el drenaje del exceso de agua para que sus raíces no se pudran. 



- Colócala en un lugar dónde le de un poco de sol y también sombra a lo largo del día. Las orquídeas no resisten temperaturas extremas por lo que es importante cuidar el espacio en donde la colocarás. 



- Yo riego la mía una vez a la semana, todos los sábados sin falta. Pero es esencial regarlas conforme lo necesiten, puedes meter uno o dos dedos a la tierra y cuando esté completamente seca regarla. Revísala diario para que no se vaya a secar. Echa el agua en la superficie y espera a que se absorba. No te preocupes sí las riegas de más, verás que el exceso quedará en el platito que está debajo de la maceta. 



- Es muy importante brindarles una buena circulación de aire para mantener sus raíces saludables. Puedes colocarla cerca de una ventana o en una habitación donde haya un ventilador, recuerda que el viento no debe darle directo. 



- Como todas las plantas, pueden tener plagas u hongos. Corta las hojas más infectadas y quita con tus manos las plagas como cochinillas y gusanos. Posteriormente lava las hojas no contagiadas con agua y jabón. Puedes combatirlos rociando tu flor con un insecticida, funguicida o un bactericida. 



- Corta los tallos una vez que las flores se hayan marchitado, ya que no producen más de una vez en el mismo. La única especie que sí lo hace es la orquídea mariposa. 



Ojo, si las hojas están arrugadas y las raíces son blancas, verdes o gordas; es posible que no la estés regando lo suficiente. Y si las raíces desaparecen o no lucen sanas puede ser que esté recibiendo demasiada agua. 

Fuente: Avril Burgos


Espero que te hayan servido estos tips, como puedes ver mi orquídea se está dando muy bien, así que seguro las tuyas florecerán exitosamente. Me encantaría que me compartieras una foto de las tuyas. 

¡Te veo pronto en mi siguiente post! 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos