Ciber Cactus Idea guardada 14 veces
La valoración media de 34 personas es: Muy buena

¿Cómo detectar la botritis en suculentas?

Botritis


Los hongos son unos de los peores enemigos de todas las plantas. A menudo, cuando nos damos cuenta de que hay algo raro que les está pasando, estos microorganismos ya han avanzado mucho. Demasiado. Aunque hay algunos más comunes que otros, el causante de la botritis es especialmente popular.

A nuestros cactus, crasas y plantas con caudex les causan muchos problemas. Pero tranquilo/a: a continuación te explicaré cómo detectar la botritis en suculentas y, también, cómo combatirla.

¿Qué es?

La botritis, conocida también como moho gris, es el nombre que recibe la enfermedad causada por el hongo Botrytis cinerea. Este se ve favorecido por las temperaturas suaves de la primavera y el otoño y por un los ambientes húmedos. Pero esto no significa que no aparezca en verano; es más, al ser un hongo parásito (el término correcto es hongo endoparásito), aprovecha la menor oportunidad para introducirse en el organismo de las plantas para empezar a multiplicarse.

¿Cuáles son sus causas?

Esta enfermedad se ve causada por una sola cosa: una herida. Una simple y, a menudo, invisible -para nuestros ojos- herida, ya sea del tallo y/o de las raíces al trasplantarla, es todo lo que necesita la botritis para colarse dentro de las suculentas.

Por este motivo es muy importante no podarlas, y en caso de queramos hacer injertos o esquejes, hay usar siempre herramientas previamente desinfectadas con alcohol de farmacia.

¿Qué síntomas y/o daños provoca?

Si nuestras plantas tienen botritis veremos lo siguiente:

Polvo o moho gris en alguna zona

Pudrición o necrosamiento

Nulo crecimiento

A veces, florecen a destiempo para tratar de dejar semillas, o producen hijuelos
¿Cómo se combate?

Azufre en polvo


Esta enfermedad se combate con fungicidas. Como actúa muy rápido y los coleccionistas o aficionados no solemos usar las suculentas para consumo, recomiendo el uso de fungicidas químicos que contengan Ciprodinil y/o Fludioxonil. En el caso de que sí las vayamos a usar para consumo, los trataremos con cobre o azufre en primavera y otoño. Si ha avanzado mucho, primero cortaremos las partes afectadas con un cuchillo previamente desinfectado y luego le pondremos el tratamiento.

Además, es muy importante que reguemos cuando sea necesario (aquí tienes toda la información sobre el riego de estas plantas), evitando dejar agua en el plato, y no mojar nunca las suculentas.

¿Te han quedado dudas? No las dejes en el tintero. Pregunta.

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ficha del Adromischus cooperi

El Adromischus cooperi es una de las plantas suculentas no cactáceas más interesantes para tener en maceta, ya que además de ser muy fácil de cuidar, en cuanto se cae una hoja al poco enraíza, dando a ...

Ficha de la Portulacaria afra

La Portulacaria afra es una de las plantas suculentas no cactáceas más comunes. Pero ojo, no por ser común es menos bonita; de hecho, tiene un gran valor ornamental, tanto es así que no es raro encont ...

Ficha de la Hoodia gordonii

La Hoodia gordonii es una de las plantas suculentas más extrañas y bonitas a la vez que existen. Y es que, de lo rara que es, ha conseguido hacerse un hueco en las colecciones de aquellos que viven en ...

Recomendamos