comunidades

Errores en el mantenimiento de árboles y arbustos



 

Hoy vamos a comentar los principales errores que se suelen cometer al mantener las plantas de mayor porte en un jardín:



 

1- Es un error no utilizar las herramientas apropiadas para el mantenimiento del jardín.

Los instrumentos para realizar las operaciones de cuidado de los árboles, los arbustos y herbáceas son diversos.

Con los años, un jardinero principiante debe ir completando su propia dotación de materiales, inicialmente representada, a parte de por los medios mecánicos, por aparatos manuales, como las tijeras para cortar y podar ramas pequeñas, las sierras para quitar las ramas más gruesas mal posicionadas, la podadora, el hacha, el cuchillo de injertar y algunos cortasetos de hojas variadas (para regular los setos y segar los ángulos del césped).

Siempre deben tenerse a mano la regadera, la carretilla, y el trasplantador, la manguera y la azada, así como azadones, rastrillos y horquillas.

Los trabajos más arduos (desmochado de árboles, derribo de árboles grandes, dendrocirugía y tratamientos especiales) deberán realizarse con ayuda de personal especializado.

 

2- Es un error no realizar las diversas operaciones de poda en las épocas más favorables.

Para todas las plantas arbóreas cultivadas, el momento mejor para las intervenciones de poda en el jardín es el final del invierno (antes del despertar vegetativo). Durante los primeros años de vida de los árboles y los arbustos, la poda es necesaria para dar a la planta la forma deseada y la estructura indispensable para su desarrollo, ya esbozadas en el momento de su colocación en el jardín.

Las ramas secas o con señales evidentes de deterioro se eliminan en los meses estivales, cuando todavía está presente la vegetación en el árbol y es más fácil individualizarlas.

En el caso de daños traumáticos (rotura de ramas por viento, nieve, etc.), la poda del tocón remanente y el tratamiento de la herida con masilla cicatrizante y desinfectante deben hacerse inmediatamente.

Para los arbustos casi siempre es necesaria una intervención anual. Al final del invierno se cortan los arbustos de floración estival, en tanto que las plantas que florecen en primavera necesitan ser podadas inmediatamente después del final de la floración.

 

3- Es un error no quitar los retoños de la base de los árboles.

Muchas especies ornamentales producen cada año algunos vástagos que tienden a dar un aspecto de matorral a la vegetación y retrasar el crecimiento y el desarrollo de la planta. Tal es el caso de los arces, tilos, algunos abedules, manzanos de flor, codesos, nogales, plátanos, etc. En el caso de variedades injertadas, los vástagos, provenientes del ejemplar silvestre, si se dejan desarrollar arruinan el resultado del injerto.

Los vástagos deben ser extirpados cuando todavía están en estado herbáceo, utilizando la azada, que alcanza fácilmente el punto de inserción.

Dado que la emisión de retoños es una característica de las especies, habrá que repetir cada año esta operación y ejercer un control cuidadoso en las estaciones favorables para eliminarlos a tiempo.

Los retoños cortados con raíz de plantas no injertadas pueden ser utilizados para propagar plantas semejantes a la planta madre, pero la nueva vegetación presentará mayor actitud reproductora de vástagos.

En el caso de los arbustos debe controlarse una excesiva producción de retoños, aunque puedan ser utilísimos para la reconstrucción de la mata después del envejecimiento: se eliminan los excedentes, pero manteniendo los mejores, que se utilizarán como nuevas ramificaciones.

 

4- Es un error no conocer la edad de las ramas con flores.

Algunos arbustos florecen en las ramas crecidas el año anterior (ramas de un año); por este motivo deben ser podados sólo después de la floración.

La poda puede ser drástica (de 2-3 yemas) para permitir una abundante producción de ramas que florecerán el año siguiente.

Para arbustos y árboles solitarios dispuestos en grandes espacios, la poda puede realizarse cada dos o tres años (Prunus de flores, algunas Spiraea, Forsythia, Mahonia, Cytisus, Weigelia, Jasminum, etc.).

Otros arbustos florecen en las ramas del año que salen de las yemas en primavera y pronto tienen flores, por lo que conviene podarlos antes de que se inicie el crecimiento vegetativo para hacer que desarrollen numerosas yemas que darán flores (Syringa, Lippia, Passiflora, Hydrangea, Indigophera, etc.).

Para todos los arbustos es bueno, en el momento de la poda, eliminar algunas ramas viejas en beneficio de nuevos vástagos y mantener siempre aireado el interior de la planta.

 

5- Es un error no cuidar debidamente los setos.

Para poder constituir barreras divisorias o muros verdes que creen el efecto de ampliar el espacio del jardín o reducir las dimensiones de la casa, los setos regulares deben ser cuidados constantemente.

Los que deben tener una forma bien definida necesitan podas al menos tres veces al año; en las primeras fases del crecimiento hay que hacer cortes periódicos hasta 1/2-1/3 de la altura para favorecer el espesamiento de la base.

Alcanzada la dimensión deseada, según el tipo de arbusto, se interviene periódicamente, cortando y recortando para mantener constantes la forma y las dimensiones. Un seto bien cuidado siempre es signo de orden y limpieza del jardín.

 

6- Es un error no abonar los árboles y los arbustos.

Una planta que crece en un terreno pobre está destinada a un desarrollo limitado y lento. Con el paso de los años, la falta de nutrición se evidencia con decoloraciones y caída precoz de las hojas.

Por eso es útil suministrar cada año una pequeña cantidad de buen mantillo (humus de estiércol y de hojas), que quedará ligeramente enterrado en primavera, o bien distribuir antes del reinicio vegetativo unos puñados de abono ternario (por ejemplo, del césped) a cierta distancia del tronco, pero siempre en el área de proyección de la copa.

Se beneficiará así toda la vegetación, en particular los árboles y los arbustos de flores, que desarrollarán flores más grandes, más coloridas y numerosas.

 

7- Es un error no regar los árboles y arbustos.

La operación debe ser habitual cuando se riega el césped.

En las primeras fases después de su colocación, es necesario dejar una zanja en la base del tronco, que se llenará periódicamente, y en las épocas más secas, al menos una vez por semana.

Muchas especies se benefician también si son rociadas en la copa (en particular, las coníferas, especialmente cuando las agujas amarillean). En los años sucesivos ya no será necesario hacer la zanja al pie, pero convendrá dejar crecer el césped hasta la base del tronco (esto no sucede en el caso de las coníferas, porque el terreno, ácido por las aguas caídas, impedirá el desarrollo de la vegetación herbácea).

Los riegos frecuentes son buenos para los arbustos, en particular los de flores; para favorecer el mantenimiento de la humedad se puede hacer una cubierta con mantillo, hojas, turba, que tienen también acción fertilizante.

 

8- Es un error someter las plantas del jardín a demasiados tratamientos.

También las plantas ornamentales enferman o son atacadas por parásitos. Sin embargo, es impensable realizar tratamientos a las plantas arbóreas de grandes dimensiones.

Conviene siempre intervenir con rapidez, eliminando la parte de vegetación más dañada. En los raros casos de ataques parasitarios masivos no se puede permitir la defoliación total del árbol, que a veces reacciona brotando o floreciendo fuera de estación.

Sobre los arbustos se desarrollan en particular numerosos hongos (por ejemplo, el oídio) y, más fácilmente, pulgones y gusanos. Si queremos recurrir a tratamientos, en el primer caso basta con un poco de azufre; en cambio, a los insectos conviene tratarlos en invierno atacando las formas hibernantes con una buena limpieza del terreno subyacente.

Puesto que el jardín es un lugar habitado, en nuestra opinión se debería proceder con cortes, operaciones de agronomía y jardinería, eliminando incluso la vegetación (en el caso de las plantas anuales), antes que recurrir a tratamientos con fármacos para plantas.

Este artículo es original de Fernando PGARDENS de Personal GARDEN Shopper

 

Fuente: este post proviene de Personal GARDEN Shopper, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: podcast

Recomendamos

Relacionado

Podcast

Este artículo es original de Fernando PGARDENS de Personal GARDEN Shopper 22. Errores al plantar en el jardín árboles, arbustos y plantas. La enorme variedad de árboles y arbustos disponibles puede confundir a cualquiera que quiera construir un jardín sin dejarse condicionar por las modas y las manías propias de nuestra época. La elección de los árboles y los arbustos que se pondrán en el ...

cuidados huerto almendras cerezos ...

La poda se debe realizar con una función, ya sea dar forma a las plantas, estética, mejorar la floración, fructificación o el crecimiento. Además debemos tener en cuenta la época en que florece, da frutos y cuando salen las hojas. Hoy vamos a descubrir el calendario de poda para saber cuándo hacerla. Lo primero que debemos hacer antes de podar es asegurarnos de tener las herramientas necesarias y ...

consejos de jardinería poda árboles poda arbustos ...

Probablemente la poda de árboles y arbustos representa uno de los mayores retos para cualquier jardinero. Con el fin de no enfrentarnos a este reto podríamos plantar árboles y arbustos que no necesiten ningún tipo de poda, como árboles de hoja perenne. Pero la realidad es que los árboles y arbustos ornamentales necesitan un mantenimiento anual para mantenerlos en constante renovación y crecimiento ...

Consejos para podar árboles y arbustos La poda de árboles grandes y arbustos requiere conocimientos básicos de jardinería, ya que los errores e imprecisiones pueden no sólo perjudicar su desarrollo, sino incluso provocar su muerte. Hay que saber cuándo es el momento adecuado para podar, pero sobre todo hay que saber qué técnica de corte utilizar, es necesario saber cuándo y cómo proceder con la p ...

Riego

Los arbustos viven a caballo entre los árboles y las plantas ornamentales. Su tamaño es ideal para cultivar en cualquier parte del jardín. Además, encontrarás algunos arbustos con flores impresionantes cuyas especies puedes combinar para jugar con diferentes colores, tamaños de hoja y crecimiento. En esta guía hemos querido reunir un listado de varios arbustos con flores fáciles de cultivar y adq ...

Árboles frutales poda ...

La poda de los árboles frutales es un poco más compleja que en otros árboles y arbustos, y es que trabajamos con un “plus”, las frutas. El objetivo es conservar estas en su mejor calidad y provecho efectuando una poda correcta que les permita desarrollarse más fuertes y sanos. El mejor momento para realizarla será cuando pase la época fría, ósea, a finales del invierno. A la hora de la ...

consejos y trucos

¿Quieres plantar un árbol en tu jardín? ¿Te gustaría tener arbustos floridos todo el año? ¿Quieres ideas sobre qué árboles y arbustos plantar para conseguir un jardín espectacular? Totalmente ilustrada, esta guía práctica responde de manera simple a las cuestiones básicas sobre las plantas idóneas para decorar todo tipo de exteriores, especialmente jardines y terrazas. El libro se divide en ...

jardín herramientas madera

Tener un jardín de revista es el sueño de muchos, y que quizá no todos podemos tener en nuestra casa. Flores, arbustos, árboles o cualquier tipo de plantación bella y bonita es de gusto y placer tener en tu jardín de las delicias. Pero tener este tipo de jardines requiere de mucho cuidado y dedicación para que sea de estas características. Hay que reconocer, que quienes disponen de este tipo de ja ...