Blog de florencio Idea guardada 2 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

Caléndula: la planta que vale para todo

La Calendula officinalis, más conocida como caléndula, botón de oro, maravilla o marigold, es una planta de origen mediterráneo. Se trata de una planta de exterior, muy resistente, la cual florece en verano. Sin embargo, puede resistir temperaturas de hasta - 3ºC (aunque no es lo ideal). 

Debido a su vivo color entre naranja y amarillo (según la variedad), es bastante llamativa. Y aunque este ejemplar es famoso por sus propiedades curativas y medicinales, alegra cualquier terraza o jardín.

USOS Y PROPIEDADES DE LA CALÉNDULA

Como antiinflamatorio: en infusión


La caléndula es un tipo de planta ideal para bajar las inflamaciones de las zonas bucales y genitales: llagas, gingivitis, faringitis, dolor premenstrual, infecciones, etc. Lo ideal para aliviar estos síntomas, es tomar de 1 a 3 infusiones al día. La tisana (infusión de flores) se hace añadiendo una cucharadita de flores secas por cada taza de agua.

Como remedio para el ciclo menstrual irregular

Tanto si tu menstruación es abundante, escasa o inexistente, la caléndula tiene propiedades que hacen que tu ciclo se regule de forma natural. Para ello, tendrás que tomar una infusión con flores secas (1 cucharadita de flores secas por taza de agua), una semana antes de la fecha de inicio de tu periodo.


Como remedio para la piel: en crema

Si por algo es conocida la caléndula, es por sus propiedades regenerativas. Es ideal para las quemaduras de fuego u horno, y también para las solares, utilizándola como aftersun. Aquí, te dejamos un enlace para que puedas preparar crema de caléndula, tú mism@.


Como remedio para la piel: en jabón

La caléndula en jabón es ideal para tratar la dermatitis atópica, psoriasis, eccemas y otras afecciones cutáneas bastante usuales. Si a este jabón le añadimos aloe vera, además, se convertirá en un perfecto aliado para tener la piel hidratada. 



Como ingrediente para tus recetas (Sí, has leído bien)


¡Sí! También es comestible por extraño que parezca. La parte que se utiliza de la caléndula son los pétalos, tanto frescos como secos. Así, al añadirla a tus ensaladas, le darás un toque muy silvestre y colorido. 

Si quieres poner en práctica alguno de estos usos de la Caléndula, sólo te falta tener la planta. Para ello, te dejamos un vídeo para que puedas cultivarla tú mism@ en casa. ¡Manos a la obra!

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos