Idea guardada 5 veces
La valoración media de 2 personas es: Buena

Cómo proteger nuestro huerto en verano

Imagen 0


Julio sigue su curso y nosotros seguimos disfrutando en nuestro huerto urbano, pero ahora que ya somos casi unos expertos horticultores, se nos plantea un nuevo -y pequeño- problema: cómo proteger nuestro huerto en verano, ya que las altas temperaturas son un nuevo enemigo a tener en cuenta.

Para empezar, no debemos preocuparnos mucho, hemos escogido bien los cultivosque van a crecer durante estos meses, así que ya sabemos que son adecuados para estas temperaturas, pero, aún así, hay que tener especial cuidado.

Por ello, en Semillas Huerta y Jardín proponemos unos cuantos trucos para que nuestros cultivos no sufran con las altas temperaturas. No hay que olvidar que las temperaturas elevadas hacen transpirar de manera excesiva a las plantas ?que intentan regular su temperatura, igual que las personas-, lo que puede originar que dejen de crecer. Además, la falta de agua, por la transpiración excesiva, va a generar estrés hídrico.

¿Cómo lo evitamos?

El remedio básico, regar frecuentemente. Lo mejor es hacerlo todos los días o muy temprano o por la tarde, evitando así las horas de más calor y radiación solar ya que regarlas durante estas horas puede dañar nuestras plantas. A veces va a ser necesario incluso hacerlo dos o tres veces al día, pero dependerá de las condiciones climáticas y de las hortalizas que estemos cultivando.

Imagen 0


También, una buena alternativa es colocar riego por goteo. De hecho, en Semillas Huerta y Jardín encontramos un kit de riego por goteo que trae un sistema con 24 goteros de régimen turbulento de cuatro litros por hora a un bar (unidad de presión). Son seis metros de tubería de riego de cuatro milímetros. Además, cuenta con un convertidor para pasar de tubería de 16 milímetros a tubería de cuatro milímetros. Una buena solución para mantener siempre húmedo nuestro huerto.

Otro remedio es cubrir nuestros cultivos con techos de ramas, arpilleras o telas de media sombra, lo que se llama técnica de sombreado.

De momento, son dos opciones sencillas y que podemos llevar a cabo sin grandes complicaciones, pero no son las únicas.

También debemos tener especial cuidado con nuestros suelos. Para ello, incorporaremos abonos orgánicos, que van a aumentar la capacidad de almacenaje de agua; así como coberturas de suelos, es decir, pondremos paja, corteza de árboles, hojas secas?, para mantener el suelo húmedo, evitar la evaporación del agua y proteger la tierra de los rayos solares y, además, aportar nutrientes.

Como vemos, se trata de soluciones sencillas que van a evitar que el calor pueda con nuestras plantas. Así que ahora sólo nos queda salir a disfrutar de nuestro pequeño rincón de naturaleza.

¡Feliz siembra!

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El huerto en septiembre

Con la entrada del mes de Septiembre el verano llega a su fin en el hemisferio norte. Los días se van haciendo más cortos y para muchos las vacaciones terminaron. El colegio empieza para los niños y l ...

El oídio en las fresas

La fresa es un cultivo realmente sabroso y a la vez decorativo, da mucho juego en pequeños huertos urbanos sobre todo cultivada en jardines verticales. Ocupa muy poco espacio y es muy llamativo para l ...

Plantas para combatir el mildiu

El mildiu es una enfermedad vegetal originada por una tipología de hongos que afectan tanto a las plantas del huerto como a las plantas del jardín. Aparece en condiciones de alta humedad y encharcamie ...

Recomendamos