comunidades

Aprende a cultivar al alhelí (Matthiola incana)

Fotografías y características generales de la planta ornamental conocida como Alelí o Alhelí, Matthiola incana. Consejos básicos para el cultivo.

Descripción botánica de la planta Matthiola incana

Matthiola incana es una planta herbácea de porte rústico perteneciente a la familia Brassicaceae (Cruciferae nom. cons.) ampliamente cultivada en el mundo como planta de ornamento. Es una especie originaria del Viejo Mundo, aunque se cultiva en todo el mundo. En la actualidad se utilizan sus inflorescencias para la decoración de floreros (flores de corte). Además, esta especie ha ganado gran popularidad en el sector florícola debido a que existen actualmente una gran cantidad de cultivares que muestran flores de diferentes colores y con más pétalos.

Flores de un cultivar con flores dobles y blancas del Alelí o Alhelí, Matthiola incana

Flores de un cultivar con flores dobles y blancas del Alelí o Alhelí, Matthiola incana


Esta especie se caracteriza por formar tallos erectos que tienden a lignificar la región baja con el tiempo. En los tallos se disponen grandes hojas generalmente lanceoladas (a veces con el ápice redondeado) de gran tamaño. Una hoja de esta planta puede superar los 15 cm de largo y los 8 cm de ancho. El follaje presenta además una coloración verde-grisácea. El margen de las hojas es generalmente entero, aunque se pueden encontrar hojas con pequeñas ondulaciones. En una misma planta la forma de las hojas puede variar.

Las flores se disponen numerosas en inflorescencias terminales en racimo que pueden superar los 50 cm de altura. En flores simples se observan 4 pétalos redondeados de +/-2.5 cm de largo y +/- 1 cm de ancho. Existen cultivares con flores con un mayor número de pétalos que se conocen como flores dobles. La coloración de estos pétalos es muy variable en dependencia del cultivar; existen plantas con flores rojas, naranjas, rosas, púrpuras, amarillas y blancas. El color blanco es el más común y lo posee las flores de la especie tipo.

Cultivo del Alelí o Alhelí con futuros fines comerciales, Matthiola incana

Cultivo del Alelí o Alhelí con futuros fines comerciales, Matthiola incana


Consejos para el cultivo de Matthiola incana

Matthiola incana es muy recomendada para el cultivo en países templado debido a que tolera temperaturas cercanas a los 0ºC. A continuación, los principales cuidados de esta planta:

Iluminación:

En países templados se recomienda cultivar a pleno sol; en países tropicales y subtropicales es imprescindible brindarles un poco de sombra durante las horas más cálidas de los días de verano. No se recomienda su cultivo en interiores porque se etiolarán los tallos y no florecerá.

Temperaturas:

Es una planta capaz de tolerar un amplio rango de temperaturas, aunque prefiere desarrollarse en un clima fresco. El rango óptimo para esta especie se encuentra entre los 18ºC-24ºC.

Sustrato:

Se cultivan generalmente formando conjuntos de plantas en el suelo directo de los jardines si este posee un buen drenaje y son ligeramente ricos en materia orgánica. Si se cultiva en sustratos muy ricos en nutrientes es muy probable que se intensifique la formación de follaje y se reprima la floración. Se recomienda utilizar suelos ni muy pobres ni muy enriquecidos.

Frecuencia de riego:

Esta especie está completamente adaptada a tolerar pequeñas épocas de sequía y por esto un exceso de riego la matará rápidamente. Se recomienda esperar al menos 2-3 días luego de secado el sustrato para efectuar un nuevo riego.

Plagas y enfermedades:

Las raíces de esta especie son atacadas en ocasiones por protistas que provocan la enfermedad conocida como Hernia de la Col. Esta enfermedad provoca el desarrollo de tumoraciones en las raíces. Estas tumoraciones afectan el vigor de la planta y pueden provocarle la muerte. Para evitar esta enfermedad se debe previamente desinfectar el suelo en donde se sembrará esta planta. Es afectada además por hongos del género Albugo que provocan la llamada Roya Blanca.

Además, sufre ataques graves de moscas blancas, minadores de hojas, áfidos y cochinillas si no se controlan las poblaciones de estas plagas.

Multiplicación:

Se multiplican principalmente por semillas durante las estaciones primaverales y veraniegas donde aumenta la germinación. Es necesario recordar que al multiplicar por semillas es muy probable que las flores no posean los mismos colores de la planta madre.

Otro artículo que te puede interesar

Plantas muy fáciles de cultivar que tendrás siempre florecidas en el jardín.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuestra página de Facebook

Únete a nuestro grupo de Facebook para conocer tus plantas y compartir conocimientos entre todos

Participa en nuestra comunidad de Google+

Nuestro perfil en Pinterest

Fuente: este post proviene de Naturaleza Tropical, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Huernia híbrida hermosa

Fotografías y características generales de una planta suculenta híbrida perteneciente al género Huernia. Consejos para su cultivo. El género Huernia (subtribu Stapeliinae, familia Apocynaceae) cuenta ...

Euphorbia debilispina

Características generales y fotografía de la planta suculenta Euphorbia debilispina. Consejos esenciales para su cultivo. Descripción de la planta suculenta Euphorbia debilispina Euphorbia debilispina ...

Huernia rosea

Fotografías y características generales de la planta suculenta conocida como Huernia rosea. Consejos esenciales para su mantenimiento. Descripción de la planta suculenta Huernia rosea Huernia rosea es ...

Haworthiopsis glauca

Fotografía y características generales de la planta suculenta Haworthiopsis glauca. Consejos esenciales para su cultivo. Descripción de la planta suculenta Haworthiopsis glauca Haworthiopsis glauca es ...

Recomendamos