Idea guardada 8 veces
La valoración media de 7 personas es: Muy buena

Cómo cultivar zanahorias

Imagen 0


Tras comenzar la semana pasada hablando de las hortalizas que podemos sembrar en los meses de verano en nuestro huerto urbano, hoy en Semillas Huerta y Jardín continuamos con nuestras apuestas veraniegas y vamos a hablar de la zanahoria.

La daucus carota -conocida por todos nosotros como zanahoria- es la hortaliza estrella de la familia de las umbelíferas o apiáceas: se considera la más importante y la más utilizada en nuestras cocinas.

Es la forma domesticada de la zanahoria silvestre, oriunda de Europa y Asia sudoccidental y se cree que proviene de Irán. De hecho, existen dos amplias clases, la zanahoria oriental. domesticada en el siglo X en Asia central y de colores púrpura o amarillo, y la zanahoria occidental.

Ahora que ya sabemos un poco de la historia de esta hortaliza, ha llegado el momento de lanzarnos con la gran pregunta ¿cómo cultivar zanahorias?

Empecemos por el tipo de suelo que prefieren: limo ligero, profundo, rico en fosfato y potasio, y que no se seque con demasiada rapidez. Podemos nutrir el suelo con compost o estiércol, pero la mezcla debe hacerse seis meses antes de plantar nuestras semillas.

En cuanto al riego, es exigente, hay que mantener la tierra siempre húmeda y hacer que el agua penetre muy profundo, ya que un riego superficial no servirá de mucho.

La temperatura ideal para plantar zanahorias está entre los 16 y los 18 grados, aunque puede vivir bien entre los nueve y los 28 grados. Además, soporta heladas ligeras.

El marco de plantación es de 8 x 30, es decir, dejaremos ocho centímetros entre planta y planta ?en la misma línea- y 30 centímetros entre una línea y otra.

En cuanto a la maceta, usaremos una con capacidad para dos litros y con una profundidad mínima de 25 centímetros.

¿Y cómo plantar las semillas de zanahoria? Primero hay que tener en cuenta que las semillas van a necesitar mucha agua para germinar. Un truco es colocarlas entre dos papeles húmedos antes de plantarlas. El surco en la tierra va a ser de un centímetro de profundidad y en él colocaremos cuatro o cinco semillas cada 2,5 centímetros, tras lo que volveremos a colocar la tierra. Cuando empiecen a aparecer las zanahorias, haremos un aclareo y dejaremos una zanahoria por cada 2,5 centímetros, quitando las que sobren. Cuando las plantas empiecen a crecer, lo volveremos a hacer, esta vez dejando ocho centímetros entre cada una.

Imagen 0


Lo último que tenemos que saber sobre las zanahoria ?a parte de que tiene un ciclo largo, vaya, que va a tardar en aparecer un poco, no desesperemos- es que se trata de una planta bianual, lo que significa que tiene una vida de 2 años. En el primer año va a almacenar la energía necesaria para poder dar flor y semillas en el segundo. Es en el primer año donde cogeremos nuestras hortalizas, mientras que para conseguir sus semillas, deberemos esperar al segundo año.

Sólo nos queda señalar que, además de ser una hortaliza deliciosa, es beneficiosa para la salud: posee un alto contenido en hidratos de carbono, lo que va a ayudar a evitar el cansancio y regular el metabolismo; su capacidad astringente y gelificante es muy indicada para combatir la diarrea; ayuda a reducir los niveles de colesterol; al ser rica en beta-carotenos también va a cuidar nuestra vista, reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, degenerativas y cáncer; la vitamina A que nos aporta va a servirnos de protector solar, ayudará al crecimiento y desarrollo óseo ?perfecta para niños- y nos evitará muchas infecciones. Y estas son sólo unas pocas de sus muchas propiedades medicinales.

El jueves seguiremos hablando de más hortalizas veraniegas y saludables. En concreto, nuestro post irá sobre la judía
Nos vemos y... ¡feliz siembra!

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El huerto en septiembre

Con la entrada del mes de Septiembre el verano llega a su fin en el hemisferio norte. Los días se van haciendo más cortos y para muchos las vacaciones terminaron. El colegio empieza para los niños y l ...

El oídio en las fresas

La fresa es un cultivo realmente sabroso y a la vez decorativo, da mucho juego en pequeños huertos urbanos sobre todo cultivada en jardines verticales. Ocupa muy poco espacio y es muy llamativo para l ...

Plantas para combatir el mildiu

El mildiu es una enfermedad vegetal originada por una tipología de hongos que afectan tanto a las plantas del huerto como a las plantas del jardín. Aparece en condiciones de alta humedad y encharcamie ...

Recomendamos