Blog de FranHuerto Idea guardada 8 veces
La valoración media de 17 personas es: Muy buena

Cultivo de pimiento cayena

Bueno, en los viveros nos dijeron que se trata de pimientos cayena, es decir, una variedad de pimientos picantes. Lo que en España conocemos como guindillas y en América como chiles, ajís, jalapeños etc.

Al tratarse de una variedad picante se consumen, habitualmente, una vez secados como condimentos en platos de cocina.


Pimientos listos para poner a secar.

 

Cultivo en casa MACETOHUERTO



Si eres amante de los sabores picantes esta planta es una buena opción para cultivar en maceta, ya que suele alcanzar los 60-80 cm y como los frutos no son demasiado pesados como ocurre con otras variedades de pimientos más grandes, el tallo no tiene dificultad para mantenerse erguido y no hay riesgo de rotura.

Lo importante es colocar las macetas en plena exposición solar y mantener un riego regular vigilando los encharcamientos.

 


Diferentes tonalidades en los pimientos.
 

Cultivo en HUERTO Familiar


Si no disponemos de invernadero casero o improvisado podemos hacer la plantación directa con semillas una vez bien entrada la primavera, cuando el tiempo esté asentado y no haya riesgos de heladas o que las temperaturas no bajen demasiado por la noche.

Como ocurre si las plantamos en macetas, esta es una planta de clima cálido, es decir le va el pleno sol y las temperaturas cálidas, por lo que debemos tener en cuenta una buena ubicación en el Huerto.

En cuanto al tipo de suelo, como la mayoría de plantas un suelo rico y bien drenado es lo ideal.


Matas de pimientos picantes en nuestro Huerto.
 

Riego


Como hemos dicho, se trata de una planta de clima cálido, por lo que también le gusta mucho refrescarse del sol. Esto es, riegos frecuentes y abundantes cuando la calor apriete, y como siempre cuidando de no encharcar.


Pimientos picantes
 

Cómo y cuándo cosechar


Una vez han pasado entre 3-4 meses los frutos ya estarán listos para recolectar, cuando adquieren un color rojo brillante.
Normalmente no hace falta tijeras ni nada para cortarlos, si están listos basta con un tirón para soltarlos de la mata.


Pimientos atados y listos para secar.
 

Secado de pimientos


Una vez recolectados llega la hora de ponerlos a secar. Para ello seleccionamos los que mejor aspecto presenten o retiramos las partes dañadas que puedan presentar.

Si queremos los podemos lavar previamente y después secar bien con un paño para evitar humedades.

Una vez listos podemos coger un tipo de hilo resistente como puede ser hilo de pescar y enhebrar los pimientos deseados, uno a uno, nosotros, como podéis ver en las imágenes y en el vídeo, hemos optado por atar los pimientos por el rabillo en lugar de coserlos.

También existe la posibilidad de partirlos por la mitad a lo largo e incluso trocearlos y cubrirlos con algún tipo de malla suave para evitar insectos.
Los pimientos se deben secar donde haya circulación de aire y las temperaturas no sean bajas, con el fin de evitar la aparición de hongos y moho.

Consejo: Permitidme deciros que al tratarse de una variedad picante, se suele consumir en seco por lo que para una familia bastaría con una o dos plantas ya que suelen producir bastante y de una temporada para otra podemos renovar el condimento.

Por último os dejamos el vídeo sobre nuestras plantas de pimientos picantes. Saludos y muchas gracias por la visita.

   

 

Fuente: este post proviene de Blog de FranHuerto, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos