comunidades

Ficha de la Euphorbia meloformis

Euphorbia meloformis


La Euphorbia meloformis es una planta estupenda para aquellos que quieren cultivar una preciosa especie en maceta. No ocupa mucho espacio, y además no es difícil de mantener; de hecho, es apta para principiantes.

Así que si te gustaría empezar con buen pie en el mundo de las suculentas no cactáceas, también llamadas plantas crasas, no lo dudes: hazte con una Euphorbia meloformis y sigue nuestros consejos.

¿Cómo es?

Euphorbia meloformis es una planta suculenta no cactácea originaria de África; concretamente, se encuentra cerca del río Zwatkops (al noroeste de Port Elizabeth), en el barrio Grahamstown y en el norte de Peddie.

Desarrolla un tallo redondo que posee de 8 a 12 costillas sin espinas. Mide unos 4-5cm de diámetro por hasta 6-7cm de altura. Las flores surgen de largos pedúnculos (tallos florales) que se marchitan con ellas.

Es una planta dioica, lo cual quiere decir que hay ejemplares femeninos y masculinos.

¿Cuáles son sus cuidados?

Euphorbia meloformis subsp valida
Euphorbia meloformis subsp valida
La Euphorbia meloformis es una planta muy fácil de cuidar: la pondremos en el exterior, en una zona donde reciba mucha luz natural (le puede dar el sol directo si ya está acostumbrada), y utilizaremos macetas que sean más anchas que profundas para que pueda crecer sin problemas. El sustrato a elegir deberá de facilitar el drenaje, por lo que se recomienda usar pómice o arena de río previamente lavada.

Si hablamos del riego, tiene que ser moderado. En los meses más cálidos del año regaremos una o dos veces por semana, y el resto del año cada 10-15 días. En invierno hay que regar mucho menos: una vez cada 20-25 días.

Durante la primavera y hasta finales del verano hay que abonarla con abonos líquidos para cactus y otras suculentas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Es sensible al frío, pero se puede cultivar todo el año en el exterior si la temperatura no baja de los -2ºC.

¿Te ha gustado este artículo? Si ha sido así, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Rhipsalis baccifera

Imagen – Wikimedia/Salicyna Los cactus colgantes no parecen ser tan conocidos como las crasas que se pueden utilizar como tales. Pero hay una especie que es muy, muy popular, por lo curiosa que ...

Arrocetas (Sedum dasyphyllum)

Imagen – Wikimedia/Isidre blanc El Sedum dasyphyllum es una planta crasa pequeña, que se puede tener en jardineras o en macetas colgantes, así como en los jardines de rocalla. Sus tallos están c ...

Cotyledon orbiculata

El Cotyledon orbiculata es una crasa que se puede plantar en los jardines sin temor a que se pierda ya que su altura supera el metro. Con unos tallos ramificados de los que brotan hojas carnosas de co ...

Sedum burrito (Sedum morganianum)

Imagen – Wikimedia/Salicyna ¿Te gustan las plantas crasas colgantes? Pues ya somos …, bueno, unos cuantos 🙂 . Quedan genial en macetas colgadas del techo, o en esa mesitas altas q ...

Recomendamos