comunidades

Jardines verticales interiores




¿Amas la naturaleza?, ¿deseas un mayor protagonismo de las plantas en tus interiores?, ¿quisieras tener un bello jardín pero en tu hogar falta el espacio necesario? Entonces no puedo más que recomendarte una pared verde, la última moda en decoración de interiores con plantas. También conocidos como jardines verticales, estos han alcanzado gran difusión por su belleza y originalidad, ya que constituyen un concepto totalmente nuevo de decoración de interiores con plantas.


 
Su inventor, el botánico francés Patrick Blanc, se inspiró en la flora del sotobosque tropical, revolucionando la arquitectura y el paisajismo de la actualidad. Un jardín vertical consiste en reverdecer muros tapizándolos con plantas que crecen en distintos medios de cultivo. Estos muros se instalan más a menudo en salas, livings, pasillos, cocinas y hasta baños; zonas en las que han tenido mucho éxito como decoraciones que aportan vida, color y dinamismo a los espacios.
 
Técnicamente existen dos tipos de jardines verticales: 
 
- Hipodrónicos: en donde las raíces crecen en un medio inerte como fieltro o  poliéster y reciben los nutrientes por riego.



- De sustrato: en donde las raíces crecen en un medio artificial poroso con porcentajes de material orgánico y los nutrientes se aplican en el medio orgánico.


 
Las plantas que se utilizan en este tipo de jardines deben requerir poco sustrato, entre las que podemos encontrar  más comúnmente los líquenes, los musgos, las epifitas, los helechos, las bromelias  y las orquídeas. Otra opción son los jardines verticales de plantas aromáticas, como romero, albahaca o perejil; verduras, como lechugas y tomates cherry y algunas frutas de planta pequeña, como fresas. Instalados en tu cocina, estos jardines verticales comestibles aportan color y fragancia y te serán muy útiles y prácticos para cocinar.


 
Fuentes naturales de bienestar, los  jardines verticales nos permiten disfrutar de los beneficios físicos y mentales de un jardín aún sin contar con el espacio necesario para implementar uno en los exteriores de nuestro hogar. Dotándolos de un bonito marco, pueden fungir como cuadros en tercera dimensión y, si instalados en estructuras sobre ruedas, puedes moverlos aportando variación a los espacios e inclusive usándolos como separadores.  


 
Los beneficios de una pared verde son tantos y tan variados que con solo leerlos te darán ganas de tener una en tu casa: aportan una sensación de bienestar por su belleza y colorido, recuperan oxígeno, atenúan los ruidos de la ciudad, limpian el smog del aire, neutralizan gases nocivos y atemperan el clima. Esta última característica, permite a los jardines verticales actuar como un sistema de refrigeración natural aportándonos la gran ventaja de temperar naturalmente el ambiente con un considerable ahorro energético sea en verano que en invierno.
 
Como puedes apreciar, los jardines verticales unen una belleza casi artística a numerosos beneficios para tu salud, se adaptan fácilmente a las más diversas necesidades de uso y espacio y te permiten dar un acento contemporáneo y natural a la decoración de tus interiores. Si necesitas otras razones para decidirte, disfruta de la siguiente galería de jardines verticales en interiores e inspírate.

Jardines verticales en sala




Jardines verticales en comedor





Cocina con paredes verdes aromáticas





Jardines verticales en estudios y escaleras






Paredes verdes en baños




¿Cuál es tu preferida entonces? Instala tu pared verde y, ¡hasta el próximo post!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos