comunidades

Reina de la noche (Selenicereus anthonyanus)

La flor del Selenicereus anthonyanus es grande
Imagen – Wikimedia/Florixc

El Selenicereus anthonyanus es un tipo de cactus trepador que se utiliza mucho como planta colgante. Es de esas especies de cactáceas que quedan muy bien en los balcones por ejemplo, así como por supuesto en macetas sujetadas al techo.

Tiene un rápido crecimiento, pero si a eso le añadimos que produce flores de gran tamaño y muy vistosas seguro que no podremos resistirnos a cultivarlo. Además, aunque tiene un origen tropical, es capaz de soportar el frío.

Origen y características del Selenicereus anthonyanus

El Selenicereus anthonyanus, conocido como reina de la noche, es una especie de cactus originario del sur de México. Tiene unos característicos tallos casi planos de color verde y lobulados que llegan a medir hasta 1 o 1’5 metros de largo. Estos son perennes, pero ello no significa que permanezcan siempre en la planta, si no que a medida que van saliendo de nuevos lo normal es que los más viejos vayan volviéndose primero amarillos y luego marronáceos hasta secarse del todo.

Las flores son muy grandes, de 15-17 centímetros de diámetro y con una longitud de 10 a 12 centímetros. Están compuestas por brácteas (falsos pétalos) de color rosado las exteriores, y de color crema las del centro. El fruto es oval y mide 6 centímetros; en su interior encontraremos semillas negruzcas y pequeñas.

¿Cómo se cuida?

El Selenicereus anthonyanus da flores muy bonitas
Imagen – Wikimedia/Micropix

Cultivar el Selenicereus anthonyanus no es difícil. Necesitas relativamente poco espacio, ya que puede crecer muy bien en macetas de tamaño mediano, en exterior o en interior con luz. También quedará estupendo trepando por el tronco de un árbol, ya que no lo parasita de ningún modo.

Aunque no crece mucho, tienes la opción de reducir la longitud de sus tallos para mantenerlo más pequeño, pero has de tener en cuenta que si lo haces es posible que produzca menos flores. Sepamos más en detalle cuáles son sus requerimientos de cultivo:

Ubicación


Exterior: es un cactus que necesita luz, pero no le ha de dar directamente puesto que de lo contrario se quemaría. Por este motivo es una opción ideal para cultivar en balcones donde no llega el sol directamente, o dejando que trepe sobre algún árbol.

Interior: al no requerir tanta luz como otros cactus, puede adaptarse bien a las condiciones del hogar o de un invernadero. Eso sí, es importante que en la habitación haya mucha claridad, ya que si no perderá color y fuerza.

Tierra o sustrato


Jardín: se desarrollará en suelos arenosos con buen drenaje. En caso de que tengas dudas sobre si tu terreno es así, cava un hoyo de unos 50 x 50 centímetros y llénalo de agua. Si ves que la tierra la absorbe con rapidez, es buena señal; pero si pasan 10 minutos o más y sigue prácticamente igual que cuando lo llenaste, te aconsejamos hacer un hoyo de 1 x 1 metro, y rellenarlo con pómice, o gravilla.

Maceta: es muy recomendable el uso de sustratos como el pómice, o la arena de construcción (conocida también como gravilla, de un tamaño de unos 3 milímetros de grosor) mezclada con un 40% de turba.

Riego

La reina de la noche es un cactus trepador
Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

El riego será moderado por lo general. Esto significa que si en tu zona hay épocas en las que las temperaturas son muy altas (25ºC o más durante el día) y sequías, será recomendable regar una o dos veces por semana.

Por el contrario, en temporada de frío, con temperaturas de 15ºC o menos, tocará espaciar mucho los riegos puesto que el Selenicereus anthonyanus apenas crecerá. De hecho, es en esta época en la que más se deberá de controlar la rehidratación de la planta, ya que es cuando el riesgo de pudrición es más alto.

Abonado

Coincidiendo con los meses de primavera y del verano, abonaremos a la reina de la noche con abonos para cactus (en venta aquí). Hay que seguir las indicaciones del envase para que cumplan con su función y no haya problemas derivados de una posible sobredosis.

Multiplicación

Se multiplica por semillas y esquejes en primavera o verano. El paso a paso a seguir es el siguiente:

Semillas


El primer paso es rellenar una maceta con agujeros de desagüe con tierra para cactus.

Después, se riega hasta que el agua salga por dichos agujeros.

Luego, se colocan las semillas sobre la superficie, procurando que queden separadas entre sí.

A continuación, se coloca un plato debajo de la maceta, ya que será ahí donde echaremos el agua cada vez que el sustrato vaya secándose.

Por último, dejaremos la maceta cerca de una fuente de calor y a resguardo de la luz directa del sol.
Germinarán en unos diez días.

Esquejes


Para multiplicarlo por esquejes hay que cortar un tallo con unas tijeras desinfectadas.

Después, lo dejaremos unos 7 días en un lugar seco y protegido para que la herida cicatrice.

Pasado ese tiempo, rellenaremos una maceta de unos 6,5 u 8,5 centímetros de diámetro con tierra para cactus y la regaremos a consciencia.

Después, hacemos un pequeño orificio en el centro, y plantamos el esqueje. Este lo ideal es que esté un poco recostado, para que así enraíce mejor.

Por último, colocaremos la maceta en una zona luminosa (recuerda: sin luz directa), y vamos regando a medida que el sustrato pierda su humedad.
Si todo va bien, en unos 15 días tendremos una nueva planta, pero la dejaremos en esa maceta hasta que salgan raíces por los agujeros.

Poda

Se puede podar en primavera, o mejor después de la floración, utilizando unas tijeras limpias y desinfectadas.

Trasplante

El Selenicereus anthonyanus se trasplanta durante la primavera, y solo si ya ha enraizado completamente hasta el punto de que sus raíces asoman por los agujeros de la maceta y/o se ve a simple vista que se ha quedado sin espacio.

Rusticidad

Soporta las heladas débiles de hasta los -1,1ºC.

El cactus reina de la noche es trepador
Imagen – Wikimedia/RDPixelShop

¿Qué te ha parecido el Selenicereus anthonyanus? ¿Te gusta?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Flickr/Booman Floral Hay muchos cactus que pueden usarse como plantas colgantes, pero el Epiphyllum anguliger es muy especial. Sus tallos son muy vistosos, y como se mantienen verdes du ...

Imagen – Wikimedia/Josenildo Bezerra da Silva El Cereus jamacaru es un cactus muy especial, ya que no es el típico que encontraríamos en una región que está casi siempre seca. Aunque no le gusta ...

Imagen – Wikimedia/Petar43 El Pilosocereus azureus es un cactus con tallos columnares y espinosos con un gran valor ornamental. Aunque crece a un ritmo que podríamos describir como lento, no es ...

Los cactus del género Hylocereus se caracterizan por ser plantas de buen tamaño, además de por producir flores de una extraordinaria belleza. Aunque por desgracia estas son nocturnas, merece la pena d ...

Etiquetas: Cactus

Recomendamos

Relacionado

Cactus

Imagen – Wikimedia/Anja Disseldorp Los Melocactus son un género de cactáceas muy peculiares, especialmente cuando florecen. Su ritmo de crecimiento es considerablemente lento, por lo que se pueden cultivar en macetas durante un largo tiempo. Pero hay que decir que son también unos de los que viven en climas un poco más cálidos que los que estamos acostumbrados a ver en los viveros. Así que l ...

Árboles ornamentales Ornamentales de hoja caduca

Imagen – Wikimedia/Zeynel Cebeci La Chorisia speciosa es un árbol muy cultivado en las regiones templadas, ya que sus flores son vistosas. Si bien puede llegar a alcanzar un gran tamaño, esto no tiene por qué ser negativo pues proporciona buena sombra. Además, crece bastante rápido, aunque no te preocupes: no es una especie con potencial invasor ni mucho menos, pero sí que deberás de reserva ...

Cactus

Los cactus del género Hylocereus se caracterizan por ser plantas de buen tamaño, además de por producir flores de una extraordinaria belleza. Aunque por desgracia estas son nocturnas, merece la pena desvelarse para contemplarlas, ya que además permanecen abiertas muy poco tiempo puesto que al amanecer se cierran. Su mantenimiento es realmente sencillo. Por propia experiencia, te puedo decir que es ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Petar43 La Matucana madisoniorum es un cactus de pequeño tamaño ideal para principiantes. Es muy resistente a la sequía, pero no tanto a los encharcamientos, de modo que no hay que regarlo con mucha frecuencia. Si hablamos de su ritmo de crecimiento, es bastante lento. Podemos comprar una planta en maceta de 5,5 centímetros de diámetro, plantarla en otra de 8,5cm y olvidar ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Golik El Gymnocalycium saglionis es un cactus globular con espinas afiladas que le otorgan un valor ornamental maravilloso. Además, soporta bien los períodos de sequía cortos, por lo que puede pasar varios días sin recibir una sola gota de agua. Por si fuera poco, produce flores de buen tamaño. Así pues, ¿por qué no hacerse con uno? A continuación vas a poder ave ...

Cactus Fichas

Imagen – Wikimedia/Assianir Vamos a ser sinceros: hay cactus… que lo que menos parecen ser es precisamente eso, cactus. Los Rhipsalis son un claro ejemplo de lo que acabamos de decir. Y es que, a diferencia de la gran mayoría de especies de cactáceas, nuestros protagonistas no tienen espinas largas; de hecho en ciertos casos no disponen de ese tipo de ‘armas’ defensivas. S ...

Fichas Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Rémih El Sempervivum montanum es una planta crasa pequeña que crece bien en terrenos pedregosos, tal y como puedes ver en la imagen. Su altura es reducida, pero tiende a producir numerosos hijuelos, por lo que la superficie que ocupa al final es interesante. Su ritmo de crecimiento suele ser rápido, por lo que si lo vas a cultivar en macetas seguramente compruebes que en p ...

Cactus

Cereus peruvianus f monstruoso El Cereus peruvianus es un cactus columnar que se tiene mucho e interior, pero que en realidad es mejor tener en una zona donde haya más luz. Tiene un ritmo de crecimiento lento pero no demasiado, hasta el punto de que en un año puede llegar a medir de 30 a 50 centímetros más si se dan las condiciones adecuadas, de modo que es interesante cultivarlo en una maceta gra ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Diego Delso Hay muchos tipos de áloes, y aunque hay algunos que crecen como árboles de varios metros de altura, hay otros que se quedan más pequeños. Uno de ellos es el Aloe juvenna, también llamado a veces áloe enano ya que, como vas a poder ver, es una planta perfecta para cultivar en macetas. Además, es una de las especies más recomendadas para principiantes, pues apart ...

Plantas crasas

Imagen – Flickr/Drew Avery La Graptopetalum paraguayense es una de las especies de crasas o suculentas no cactáceas que mejor se adaptan a vivir en macetas, y unas de las que se multiplican con más facilidad. El color rosado o verde-rosado de sus hojas hacen de ella una planta realmente bonita, que destaca sin problemas entre el típico color verde que suelen tener el resto. Si hablamos de su ...