comunidades

Cómo planificar un huerto

Ha decidido destinar un espacio de su jardín para cultivar un huerto. Pronto advertirá que las primeras cosechas recompensan los esfuerzos iniciales. He aquí algunos pasos para que pueda iniciar su tarea sin cometer errores.

Imagen 0


¿Cuándo empezar?
No existe ninguna norma; puede comenzar cuando desee.

Si el terreno ya está mullido, lo ideal es comenzar en primavera, ya que se trata de una estación perfecta para sembrar y plantar. Así podrá recolectar los frutos el primer año. No obstante, también puede iniciar su tarea en verano.

Si el terreno está yermo o con césped, es preferible prepararlo en otoño o invierno para que esté listo para la primavera.

Imagen 1


Etapas en la planificación del huerto
Lleve a analizar una muestra de la tierra de su jardín a un laboratorio (consulte las direcciones que aparecen en las revistas de jardinería o adquiera un analizador en un establecimiento especializado).

Así podrá saber si puede comenzar a trabajar con la tierra tal y como se halla o si precisa su intervención para resultar más fértil.

El análisis le indicará qué debe añadir, cuánta cantidad y con qué frecuencia.

1. Instale una boca de riego. Para evitar trasladar tuberías desde la casa, cree una extensión soterrada de la red mediante tubos de polietileno y racores de rosca tipo Plasson. Es muy sencillo; además, no se requieren conocimientos de fontanería. De este modo dispondrá de una toma de agua.

2. Trace los pasillos. Tenga en cuenta que, cuantos más pasillos existan, de menos miniparcelas dispondrá. Así, pues, deberá limitar su número. En un espacio de 5 x 6 m, por ejemplo, es suficiente con un único pasillo de 1 m de anchura para poder pasar con una carretilla. De este modo, a un lado y a otro del pasillo podrá disponer de parcelas de 2 m de ancho.

3. Acondicione un cobertizo para guardar las herramientas y protegerse del sol.

4. Reserve un lugar para el compostaje. En él podrá acumular todos los productos de desecho del jardín para transformarlos en el preciado compost que podrá añadir a la tierra cada año.

Herramientas
Un pico y una pala.

Imagen 2


(Imagen/ Wikipedia)

Consejo
Siempre se quieren plantar muchas cosas en un huerto. Sin embargo, en la época de la recolección, advertimos que nos hemos excedido. El sentido común indica que es preferible plantar menos para no dedicar demasiado tiempo al huerto. Una parcela de 30 m2 constituye una superficie ideal para empezar.

Permite obtener grandes recompensas y minimizar los primeros fracasos. Año tras año, y conforme vaya adquiriendo experiencia, podrá ir ampliando el terreno hasta conseguir que posea la extensión idónea para cubrir sus necesidades.

Imagen 3


SOS No crece nada en el huerto que he plantado detrás de la casa
Si cree que por disponer de unos cuantos metros de terreno detrás de la casa puede plantar un huerto, está equivocado, ya que las plantas necesitan luminosidad y sol para desarrollarse.

A la hora de elegir la ubicación, busque en el terreno un lugar que no se encuentre a la sombra de una casa, un seto o un árbol (las raíces de estos últimos pueden resultar muy molestas).

 Si no tienes suficiente espacio y prefieres apostar por los huertos urbanos, aquí tienes un montón de información.

También puede interesarte:
Cómo mulir la tierra del huerto.

Todo lo que necesitas saber para sembrar in situ correctamente.


Cómo trasplantar las hortalizas.

- Este reportaje es un fragmento del libro Huertos, de Larousse Editorial. Si te interesa este contenido, tienes más información detallada aquí: Larousse.es.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos