comunidades

Epiphyllum

El Epiphyllum es un cactus epífito
Imagen – Wikimedia/Cristóbal Alvarado Minic

Los cactus del género Epiphyllum se caracterizan por muchas cosas, pero sobre todo por sus magníficas flores. Estas son grandes, generalmente blancas, y con una esperanza de vida muy limitada.

Son plantas de rápido crecimiento, las cuales son ideales para cultivar en una maceta grande, o en el tronco de un árbol. Eso sí, tienen un inconveniente y es que no resisten mucho el frío. Pero hasta eso se puede solucionar fácilmente metiéndolos en interior.

Origen y características de los Epiphyllum

Los Epiphyllum son cactus epífitos nativos de América Central conocidos como cactus orquídeas o dama de noche. El género se compone de unas 19 especies popularmente llamadas cactus orquídea. Desarrollan tallos alargados y casi planos de 1 a 5 centímetros de ancho por 3 a 5 milímetros de grosor.

Y sus flores miden entre 8 y 20 centímetros de diámetro. Estas se abren por la noche, y pueden ser de color blanco o rojo. El fruto es comestible, pero solo mide unos 4 centímetros de longitud. Contiene numerosas semillas pequeñas y de color negruzco.

Principales especies

De casi la veintena de especies de Epiphyllum que se han descrito, la realidad es que solo unas pocas tienen interés comercial, y son:

Epiphyllum anguliger

El Epiphyllum es una planta que produce flores grandes
Imagen – Wikimedia/Zapyon

El Epiphyllum anguliger es una especie endémica de México, con tallos muy ramificados y lobulados. Cada segmento del tallo mide aproximadamente unos 30 centímetros de longitud por unos 3-5 centímetros de ancho. Sus flores miden entre 6 y 7 centímetros de ancho, y son de color amarillo, verde o rosado. El fruto es ovoide, verde, amarillento o marrón y mide 3-4 centímetros.

Epiphyllum crenatum

El Epiphyllum es una planta conocida como dama de noche
Imagen – Wikimedia/Sadambio

El Epiphyllum crenatum es la especie de la que proceden la gran mayoría, por no decir todos, los híbridos de Epiphyllum que se comercializan. Sus tallos son planos y miden hasta 60 centímetros de largo por 6-10 centímetros de ancho. Las flores son blancas y de gran tamaño, puesto que miden 15-20 centímetros de diámetro.

Epiphyllum oxypetalum

El Epiphyllum oxypetalum es un cactus epífito
Imagen – Wikimedia/Alastair Woods Photography

El Epiphyllum oxypetalum es una especie nativa de América Central, con tallos de unos 40 centímetros de largo por 1-10 centímetros de ancho. Produce flores blancas y perfumadas de hasta 25 centímetros de diámetro, y frutos rojos con forma ovoide.

Epiphyllum pumilum

Los Epiphyllum son cactus que viven varios años
Imagen – Flickr/epiforums

El Epiphyllum pumilum es una especie natural de México, Belice y Guatemala. Desarrolla un tallo primario de hasta 150 centímetros de largo, y otros secundarios de entre 10 y 60 centímetros de largo. Las flores miden entre 10 y 15 centímetros de diámetro, son blancas y fragantes. El fruto mide unos 2,5 centímetros de grosor.

¿Cuáles son los cuidados que hay que darles?

Los Epiphyllum son cactus que crecen bien en lugares donde hay mucha luz natural, y donde están a resguardo de las bajas temperaturas. Como son plantas tropicales es importante que se evite exponerlas al frío y, sobre todo, a las heladas.

De todas formas, a continuación te decimos cuáles son los cuidados básicos que recomendables proporcionarles:

Ubicación

Los Epiphyllum han de estar en una zona luminosa, pero no les tiene que dar el sol de manera directa. Las mejores plantas son aquellas que están en semisombra, y las que reciben la luz filtrada.

Tierra


Maceta: se tiene que llenar con sustrato para cactus, o bien hacer una mezcla con turba y perlita (en venta aquí) con un poco de humus de lombriz a partes iguales.

Jardín: el suelo ha de ser ligero, y también debe tener un buen drenaje. No hay peor para los Epiphyllum que crecer sobre suelos compactos, puesto que en ellos las raíces no pueden respirar con normalidad.

Riego

Se han de regar una media de 2 veces por semana en verano, y 1-2 a la semana el resto del año. Es aconsejable usar agua de lluvia siempre que esto sea posible, pero si en tu zona llueve poco podrás usar cualquiera mientras sea blanda.

De todos modos, cuando riegues no tienes que mojar el cactus, únicamente la tierra. Es decir, que tienes que regar por arriba, y no por abajo o por inmersión. Solo se deberá de regar por abajo si la tierra está muy, muy seca, y ves que cuando le echas agua esta no se absorbe.

Abonado

El Epiphyllum es un cactus de flores grandes
Imagen – Wikimedia/Jim Evans

El Epiphyllum se ha de abonar desde marzo/abril hasta septiembre/octubre en el hemisferio norte, coincidiendo con la primavera y el verano. Incluso se podría hasta noviembre en lugares donde puede haber heladas pero son débiles y tardías (enero/febrero), como por ejemplo en la región mediterránea.

¿Qué usar para abonar? Bueno, dado que los frutos se pueden comer, recomendamos usar abonos autorizados para la agricultura ecológica, y estos son: estiércol, guano, humus de lombriz (en venta aquí),… y cualquier otro que proceda de animales y/o vegetales, como el extracto de algas (aunque si vas a usar este, que sea con moderación ya que es muy alcalino).

Multiplicación

Estas plantas se multiplican por esquejes y por semillas en primavera:

Esquejes: se cortan los segmentos de tallos que se deseen, y se plantan en macetas individuales con tierra para cactus. Para conseguir que enraícen más rápido es posible impregnar la base con hormonas de enraizamiento, pero realmente no son necesarias. Tendrán sus primeras raíces al cabo de unos 14 días aproximadamente.

Semillas: las semillas se siembran en macetas con tierra para cactus (en venta aquí), y se dejan en un sitio luminoso, cerca de una fuente de calor. Germinarán en unos diez días.

Rusticidad

Son sensibles al frío. La temperatura mínima que soportan es de 5ºC.

¿Que te han parecido los Epiphyllum?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Flickr/Booman Floral Hay muchos cactus que pueden usarse como plantas colgantes, pero el Epiphyllum anguliger es muy especial. Sus tallos son muy vistosos, y como se mantienen verdes du ...

Imagen – Wikimedia/Josenildo Bezerra da Silva El Cereus jamacaru es un cactus muy especial, ya que no es el típico que encontraríamos en una región que está casi siempre seca. Aunque no le gusta ...

Imagen – Wikimedia/Petar43 El Pilosocereus azureus es un cactus con tallos columnares y espinosos con un gran valor ornamental. Aunque crece a un ritmo que podríamos describir como lento, no es ...

Los cactus del género Hylocereus se caracterizan por ser plantas de buen tamaño, además de por producir flores de una extraordinaria belleza. Aunque por desgracia estas son nocturnas, merece la pena d ...

Etiquetas: Cactus

Recomendamos

Relacionado

Cactus

Imagen – Wikimedia/Anja Disseldorp Los Melocactus son un género de cactáceas muy peculiares, especialmente cuando florecen. Su ritmo de crecimiento es considerablemente lento, por lo que se pueden cultivar en macetas durante un largo tiempo. Pero hay que decir que son también unos de los que viven en climas un poco más cálidos que los que estamos acostumbrados a ver en los viveros. Así que l ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/C T Johansson Los Ariocarpus son cactus de muy lento crecimiento que tienen una curiosa forma. Esta forma hace que sean de los géneros botánicos más populares entre los coleccionistas de plantas suculentas, y también unos de los más difíciles de conseguir. Cuando se comercializan, a menudo les ponen precios muy altos, pues no solo han de pasar varios años hasta que alcanza ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Yastay // Copiapoa dealbata El género de cactus es muy especial: se compone de plantas espinosas de muy lento crecimiento y extraordinaria belleza, que viven en regiones áridas. Son muchas las que, además, soportan el frío e incluso las heladas. Por todo ello, siempre que procedan de cultivos permitidos por la CITES y no sean ejemplares que se han extraído de su hábitat, e ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Alastair Woods Photography El Epiphyllum oxypetalum es un cactus epífito perfecto para poner en el balcón, o en el jardín junto al tronco de un árbol. Carece de espinas, lo cual la convierte en una especie completamente segura para niños y animales domésticos, y no es muy exigente. Produce flores muy grandes, como puedes ver en la imagen, pero además de su tamaño seguro qu ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Florixc El Selenicereus anthonyanus es un tipo de cactus trepador que se utiliza mucho como planta colgante. Es de esas especies de cactáceas que quedan muy bien en los balcones por ejemplo, así como por supuesto en macetas sujetadas al techo. Tiene un rápido crecimiento, pero si a eso le añadimos que produce flores de gran tamaño y muy vistosas seguro que no podremos resi ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Gallowey Muchas especies del género Echinopsis producen flores con pétalos blancos, pero nuestro protagonisa es distinto: su color es, también, el rosado, por lo que aunque en un principio nos puede parecer un cactus común, cuando florece nos damos cuenta de que tiene un valor ornamental muy interesante. Su nombre científico es Echinopsis eyriesii, y como podrás intuir vie ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Petar43 Los Gymnocalycium son unos cactus que siempre quedan bien en una terraza. Son plantas pequeñas que rara vez superan los diez centímetros de diámetro y los veinte de altura, así que es muy fácil tenerlos vigilados y bien cuidados. Hay alrededor de 70 variedades, siendo muchas de ellas fáciles de conseguir algo que sin duda te alegrará, ya que las flores que producen ...

Árboles ornamentales Ornamentales de hoja caduca

Imagen – Wikimedia/Zeynel Cebeci La Chorisia speciosa es un árbol muy cultivado en las regiones templadas, ya que sus flores son vistosas. Si bien puede llegar a alcanzar un gran tamaño, esto no tiene por qué ser negativo pues proporciona buena sombra. Además, crece bastante rápido, aunque no te preocupes: no es una especie con potencial invasor ni mucho menos, pero sí que deberás de reserva ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz La Opuntia dillenii es una de las especies de cactus que tienen espinas más largas y afiladas. Además, resiste bastante bien la sequía, pudiendo vivir prácticamente sin recibir nada de agua durante semanas. Pero el problema es que es muy invasora, al igual que la chumbera. Se multiplica rápido por esquejes, y como tiene espinas muy largas y afiladas, casi no ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Wer?Du?! Los cactus del género Eriosyce son unos de los más especiales. Su ritmo de crecimiento es lento, pero eso no impide que sean unos de los más apreciados por los aficionados a este tipo de plantas. Claro que lo pone bastante fácil: son muchas las especies que se quedan pequeñas, y la mayoría por no decir todas producen flores preciosas. El género se compone de unas ...