comunidades

Pachyphytum

El Pachyphytum longifolium tiene las hojas largas
Imagen – Wikimedia/Jean.claude

Los Pachyphytum son plantas crasas que pueden utilizarse para decorar espacios reducidos, ya que tienen un valor ornamental muy alto y, además, no crecen mucho por lo que son excelentes para cultivar en recipientes durante toda su vida.

Hay diversas especies, pero todas ellas requieren los mismos cuidados y atenciones para que su salud esté garantizada. ¿Quieres saber cuáles son?

Origen y características de los Pachyphytum

Los Pachyphytum crecen de forma silvestre en México, a una altitud sobre el nivel del mar de entre 600 y 1500 metros. En general, son plantas bastante pequeñas, que alcanzan los 50 centímetros de altura como máximo. Sus hojas son suculentas, es decir, carnosas, ya que es en ellas donde almacenan el agua, y pueden ser verdes, verde-glaucas, verde-azuladas, e incluso más o menos rosadas o moradas.

Florecen en primavera. Del centro de cada planta surge un tallo de unos 10 centímetros de largo en cuyo extremo aparecerán las flores, pequeñitas de 1 centímetro, rosada, rojiza o morada dependiendo de la variedad.

Principales especies

El género está compuesto por unas 16 especies aceptadas, de las cuales las más populares son:

Pachyphytum bracteosum

El Pachyphytum bracteosum es una planta pequeña
Imagen – Wikimedia/Seacactus 13

El Pachyphytum bracteosum es una planta que alcanza una altura de 30 centímetros y produce hojas con un tamaño de 6 a 10 centímetros de largo por 2 a 3 centímetros de ancho, de color verde-grisáceo, y cubiertas por una sustancia blanquecina similar al polvo. Esta, le sirve de protección cuando el grado de insolación es muy alto. Sus flores son de color rojo, y brotan de tallos de entre 15 y 30 centímetros de largo.

Pachyphytum compactum

El Pachyphytum compactum es una suculenta
Imagen – Wikimedia/stephen boisvert

El Pachyphytum compactum es una crasa que alcanza una altura de unos 8 centímetros aproximadamente. Las hojas son carnosas, verde-grisáceas, y forman rosetas muy compactas. Sus flores brotan de un tallo de hasta 30 centímetros, y son de color rojo.

Pachyphytum oviferum

El Pachyphytum oviferum es una suculenta
Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

El Pachyphytum oviferum es una planta crasa que alcanza una altura de entre 15 y 50 centímetros. Desarrolla hojas alargadas de color verde o glauco, y a veces están cubiertas por una especie de polvillo blanco. Florece produciendo flores acampanadas de color rojizo.

¿Cómo se cuidan?

Estas son plantas suculentas no cactáceas muy agradecidas, que pueden cultivarse tanto en el exterior, como dentro de casa teniendo en cuenta algunos consejos que ahora te daremos.

Ubicación


Exterior: los Pachyphytum, o pachifitos, crecerán bien si se ponen en una zona luminosa, incluso a pleno sol siempre que se les acostumbre poco a poco y se evite tenerlos expuestos durante las horas centrales del día.

Interior: dentro de casa es importante que se coloquen en una habitación en la que entre mucha luz. Si esto no se cumple, una opción es conseguir una lámpara para plantas.

Riego

Son plantas resistentes a la sequía, pero no a los encharcamientos. Lo más recomendable es dejar que el sustrato o la tierra se sequen por completo antes de volver a regar. Esto lo puedes comprobar con un palito de madera por ejemplo, aunque si los tienes en maceta bastará con pesar esta justo después de regarla y de nuevo al cabo de unos días.

Por cierto, no mojes sus hojas ni tallos, y menos si en ese momento les da el sol, ya que podrían quemarse. Asimismo, si los tienes en una maceta, es importante que tenga agujeros en su base y que no se le ponga ningún plato debajo.

Abonado

El Pachyphytum coeruleum es una crasa de hojas azuladas
Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

Los Pachypchytum crecen en primavera y verano principalmente. También pueden hacerlo en otoño si el clima es cálido y/o las heladas son débiles y tardías. Por ello, es muy recomendable abonarlos durante esas estaciones, ya que así conseguirás que crezcan un poquito más rápido y, sobre todo, que lo hagan con salud.

Como abono puedes usar uno cualquiera que sea específico para cactus y crasas, pero léete las indicaciones de uso para que no eches más cantidad de la necesaria.

Multiplicación

Conseguirás nuevos ejemplares multiplicándolos, en primavera o comienzos de verano, por semillas, o por esquejes de hoja o tallo.

Semillas

Para que las semillas de Pachyphytum germinen, se han de sembrar en una maceta o bandeja con agujeros en la base con una mezcla de turba y perlita a partes iguales. Luego, riega y coloca el semillero cerca de una fuente de calor. De este modo, y manteniendo el sustrato húmedo pero no encharcado, germinarán en unos 5-10 días.

Esquejes de hoja

Una manera más sencilla de conseguir nuevos ejemplares es cogiendo una hoja y plantarla un poco recostada en una maceta con sustrato para cactus y crasas. Eso sí, en vez de regar, tienes que pulverizar/rociar con agua dicha tierra.

Pon el recipiente en una zona luminosa pero sin sol directo, y verás que en unos días emitirá raíces y hojas nuevas.

Esquejes de tallo

Los Pachyphytum se multiplican muy bien por esquejes de tallo. Para hacerlo, solo has de cortar un tallo, dejar secar la herida una semana, y luego plantarlo en una maceta con arena de cuarzo o similares. Por último, riega y coloca la maceta en una zona luminosa y protegida del astro rey.

Al cabo de unos 7-9 días emitirá sus raíces.

Época de plantación o trasplante

En primavera. Si están en macetas, hay que plantarlos en otras algo más grandes cada 2 años.

Plagas y enfermedades

No suelen tener, aunque durante la época de lluvias hay que vigilar a los caracoles, y durante el verano a las cochinillas y a los pulgones.

Rusticidad

Por propia experiencia, te puedo afirmar que resisten las heladas débiles de hasta los -2ºC. Así y todo, es preferible que no baje de los 0 grados.

El Pachyphytum es una crasa originaria de México
Imagen – Wikimedia/Diego Delso

¿Qué te han parecido los Pachyphytum?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Flickr/Resenter1 La Mammillaria theresae es un cactus muy pequeño, tanto que aunque llegue a la edad adulta puedes cogerlo con una sola mano sin ningún problema. Aunque tiene espinas, e ...

Imagen – Flickr/Booman Floral Hay muchos cactus que pueden usarse como plantas colgantes, pero el Epiphyllum anguliger es muy especial. Sus tallos son muy vistosos, y como se mantienen verdes du ...

Imagen – Wikimedia/Josenildo Bezerra da Silva El Cereus jamacaru es un cactus muy especial, ya que no es el típico que encontraríamos en una región que está casi siempre seca. Aunque no le gusta ...

Imagen – Wikimedia/Petar43 El Pilosocereus azureus es un cactus con tallos columnares y espinosos con un gran valor ornamental. Aunque crece a un ritmo que podríamos describir como lento, no es ...

Etiquetas: Plantas crasas

Recomendamos

Relacionado

Cactus

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Golik El Gymnocalycium saglionis es un cactus globular con espinas afiladas que le otorgan un valor ornamental maravilloso. Además, soporta bien los períodos de sequía cortos, por lo que puede pasar varios días sin recibir una sola gota de agua. Por si fuera poco, produce flores de buen tamaño. Así pues, ¿por qué no hacerse con uno? A continuación vas a poder ave ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Dornenwolf Los cactus del género Rebutia son pequeños, motivo por el cual se pueden cultivar en macetas durante toda su vida, donde además producirán tantas flores que incluso sus cuerpos podrían quedar ocultos tras los pétalos. Y es que aunque todas las flores de los cactus son preciosas, las de las Rebutia suelen estar entre las favoritas, junto con las de los Echinopsi ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/FoeNyx La Hatiora gaertneri (o como se la conoce ahora Schlumbergera gaertneri) es un cactus epífito caracterizado por producir flores muy bonitas, tanto es así que ha recibido el Premio de Mérito de Jardín de la Royal Horticultural Society (RHS). Es una especie con un valor ornamental asombroso, ya que además su mantenimiento es relativamente sencillo. De hecho, aunque ha ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Yastay // Copiapoa dealbata El género de cactus es muy especial: se compone de plantas espinosas de muy lento crecimiento y extraordinaria belleza, que viven en regiones áridas. Son muchas las que, además, soportan el frío e incluso las heladas. Por todo ello, siempre que procedan de cultivos permitidos por la CITES y no sean ejemplares que se han extraído de su hábitat, e ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Anja Disseldorp Los Melocactus son un género de cactáceas muy peculiares, especialmente cuando florecen. Su ritmo de crecimiento es considerablemente lento, por lo que se pueden cultivar en macetas durante un largo tiempo. Pero hay que decir que son también unos de los que viven en climas un poco más cálidos que los que estamos acostumbrados a ver en los viveros. Así que l ...

Cactus

Imagen – Flickr/Resenter1 // Echinocereus pentalophus ssp. procumbens ¿No tienes mucho sitio para cultivar cactus pero te encantaría poder tener algunos? Pues de todos los género que existen, te recomendamos apostar por los Echinocereus. Estos viven muy bien en macetas, pero es que además producen flores preciosas: de buen tamaño y de colores muy vistosos. Pero si también te decimos que no s ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Petar43 Los Gymnocalycium son unos cactus que siempre quedan bien en una terraza. Son plantas pequeñas que rara vez superan los diez centímetros de diámetro y los veinte de altura, así que es muy fácil tenerlos vigilados y bien cuidados. Hay alrededor de 70 variedades, siendo muchas de ellas fáciles de conseguir algo que sin duda te alegrará, ya que las flores que producen ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Cristóbal Alvarado Minic Los cactus del género Epiphyllum se caracterizan por muchas cosas, pero sobre todo por sus magníficas flores. Estas son grandes, generalmente blancas, y con una esperanza de vida muy limitada. Son plantas de rápido crecimiento, las cuales son ideales para cultivar en una maceta grande, o en el tronco de un árbol. Eso sí, tienen un inconveniente y e ...

Cuidados

Imagen – Wikimedia/Chmee2 // Ferocactus townsendianus Las plantas del género Ferocactus son de las más interesantes cuando quieres tener una bonita rocalla, un jardín con plantas de regiones áridas, o una colección de suculentas curiosa. Son muy conocidos por el nombre de biznagas, y sin duda destacan por sus espinas: fuertes, afiladas y a menudo de colores realmente bonitos. Por el tamaño q ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Wer?Du?! Los cactus del género Eriosyce son unos de los más especiales. Su ritmo de crecimiento es lento, pero eso no impide que sean unos de los más apreciados por los aficionados a este tipo de plantas. Claro que lo pone bastante fácil: son muchas las especies que se quedan pequeñas, y la mayoría por no decir todas producen flores preciosas. El género se compone de unas ...