Plantas

Blog de Patricia Abia Idea guardada 84 veces
La valoración media de 117 personas es: Excelente

Cultivo a partir de semillas

Técnicas a cubierto y al aire libre

Cultivar plantas a partir de semillas permite obtener un gran número de plantas a un precio mínimo

 

En las primeras fases de crecimiento se requiere esfuerzo para que las plántulas no padezcan las enfermedades fúngicas que se originan por mala ventilación y exceso de humedad. 

 

Prepare una bandeja para plantar semillas; rellénela con un sustrato adecuado y golpee de forma contundente la base de la misma sobre una mesa para que el sustrato se asiente bien.

No obstante, será necesario prensarlo un poco más con la ayuda de un trozo de madera plano y liso, preferentemente la mitad de ancho e igual de largo que la bandeja. 

 

Semillas


(Imagen/ flickr: jaxzin)

 

A continuación, planteamos algunas cuestiones acerca de las semillas que está a punto de sembrar:

  ¿Requieren luz directa? Si es así, deposítelas directamente sobre la superficie del sustrato.

 

  ¿Deben sembrarse en un hoyo (una zanja poco profunda que después se recubre otra vez de tierra)? Si es así, compruebe la profundidad adecuada para dichas semillas y cave la zanja.

 

  ¿Deben sembrarse en la superficie y cubrirse después con arena?

 

Una vez plantadas las semillas, riéguelas en abundancia con una regadera con roseta

 

Coloque después la bandeja sobre un propagador para caldear la base. 




Supervise la bandeja y no deje que el sustrato se seque.




Semillas


(Imagen/ Flickr: Huerta Agroecológica Comunitaria Cantarranas y)

El replicado

A medida que las semillas van germinando, se van formando los cotiledones (primeras hojas). Una vez se han desarrollado hasta el punto de poderse manipular, las plántulas deben repicarse, es decir, deben retirarse unas cuantas para dejar espacio a las otras de modo que puedan desarrollarse. 

 

Prepare una bandeja con el sustrato adecuado; retire con cuidado varias plántulas de la bandeja original con un desplantador.

 

Acto seguido, realice diversos hoyos con un plantador en la nueva bandeja y replante las plántulas repartiéndolas de forma irregular por la bandeja (asegúrese de que disponen de espacio suficiente para establecerse y desarrollarse cómodamente). 

 

Cuando la nueva bandeja esté ya repleta de plántulas, colóquela en un invernadero o sobre un propagador y deje que las plántulas se desarrollen.

Una vez las plántulas se hayan desarrollado dando lugar a pequeñas plantas con un buen sistema radicular, pueden plantarse en macetas individuales o bien varias de ellas en una maceta grande.




Plántulas


(Imagen/ flickr: Jardín Botánico Nacional, Viña del mar, Chile)

Siembra de semillas al aire libre

La siembra de semillas al aire libre es algo realmente sencillo, pero requiere invertir tiempo en la preparación del suelo hasta obtener una consistencia fina. 

 

Se trata de cavarlo bien y rastrillarlo varias veces en direcciones diferentes para eliminar o romper los grumos o las piedras más grandes. 




Una vez el suelo ha adquirido una textura suave, sin grumos ni piedras, pueden seguirse dos métodos de siembra:

 

  Siembra en surcos: este método de siembra está especialmente indicado para verduras u hortalizas, así como para plantas que van a ser trasplantadas

 

Forme un surco poco profundo con una plantadora. Siembre las semillas en la proporción recomendada; tome una pizca de semillas entre el pulgar y el índice y espárzalas. 

 

Vuelva a llenar el surco con tierra y riéguelo con una regadera. Una vez se hayan desarrollado las plántulas, repíquelas como se explica en el apartado anterior.

 

Siembra en surcos


(Imagen: Wikipedia)

 

  Siembra a voleo: suele llevarse a cabo a principios de primavera y es adecuada para plantar ornamentales anuales, trigales anuales, etc. 

 

Las semillas se pueden sembrar sobre el suelo o sobre una fina capa de gravilla de acolchado.

 

Si está acumulando grandes cantidades de recortes de plantas, colóquelos en una bolsa de plástico y ciérrela. 

 

Recuerde usar una bolsa diferente para cada tipo de recorte, ya que podría obtener resultados poco deseables.

 

- No te pierdas esta página en la que encontrarás interesantísima información sobre el huerto

 

 

Fuente: este post proviene de Blog de Patricia Abia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

arbustos laurel plantas

El laurel

Aroma en tu jardín y tu hogar

Te contamos todo sobre el laurel. Ya en la Antigua Grecia y el Imperio Romano este árbol ha tenido grandes connotaciones simbólicas. Deportistas, guerreros o poetas eran condecorados con una corona de laurel para representar la victoria, el triunfo y la grandeza.

Cómo cultivar... Ensaladas Lechuga ...

Cómo cultivar lechuga

Si tienes el descaro de comerte esa empanada, vas a aprender a tener la valentía de compensarla con una buena ensalada. Y así me volví una experta en ensaladas, a punta de caer en la tentación de las empanadas mixtas de pollo y carne. Toda buena ensalada comienza con una hermosa lechuga, lo mismo que una huerta. No van a encontrar un vegetal más fácil de cultivar, por no mencionar la amplia varied ...