Diario dun neno labrego Idea guardada 38 veces
La valoración media de 13 personas es: Excelente

El cultivo de la zanahoria



La zanahoria es una de las hortalizas como más proyección en los cultivos hortícolas, y es que se consume en casi todo el mundo y no es muy difícil mantenerla en nuestra huerta o huerto urbano. Incluso podemos tener una interesante cosecha en nuestro macetohuerto.

Es una hortaliza bastante rústica, que incluso puede llegar a superar pequeñas heladas y que a partir de una temperatura de 8 o 9 grados ya podemos cultivarla. No es bueno cultivarla en meses donde las temperaturas superen los 30 grados y es que las temperaturas altas propician que nuestras zanahorias no sean de calidad.

Le gustan los suelos aireados y bien abonados. Los suelos muy compactados o pesados nos darán frutos de menor tamaño y más fibrosos mientras que suelos más pedregosos favorecerán que salgan zanahorias con deformidades.

La siembra se realizará a voleo, y se puede hacer durante todo el año, en los meses de más calor necesitará riegos constantes. Posteriormente realizaremos aclareos, si fuesen necesarios. Es muy importante eliminar cualquier mala hierba.

Se trata de una planta bienal, es decir que si queremos sacar semillas de nuestras zanahorias tendremos que esperar al año siguiente para que florezca y produzca semillas. Para el consumo no tenemos que esperar tanto y en unos 4 meses, dependiendo de las condiciones climáticas, ya podríamos empezar a consumir nuestras zanahorias.

He visto en alguna que otra página que la zanahoria necesita muchos riegos y que tendremos que regar con mucha frecuencia. Bueno, cuidado con esto, es cierto que le gusta la humedad, pero no aguanta suelos encharcados. Un exceso de riego puede provocar suelos pesados y eso dificultará su correcto crecimiento, además de que puedan llegar a pudrirse. Por eso es conveniente elegir bien el suelo donde vamos a sembrar, y regar teniendo en cuenta, el clima de nuestra, zona, la humedad ambiental y sobre todo teniendo en cuenta los meses en los que hagamos el cultivo.


Cómo curiosidad apuntar que antiguamente la zanahoria se cultivaba por sus hojas y sus semillas y que la raíz no tenía tanta importancia como hoy en día. Eso ha cambiado y ahora es la protagonista de diferentes platos en cocinas de todo el mundo.

Es un cultivo que puede darnos algún que otro dolor de cabeza, pero los resultados serán más que satisfactorios si tenemos unos mínimos cuidados. Suerte.

Aquí os dejo un vídeo con nuestro semillero y para animaros a que las sembréis en vuestra huerta. El semillero lo hice a voleo una vez preparada la tierra y enterrando ligeramente las semillas. También coloqué una manta térmica para aumentar la temperatura, ya que el semillero lo hice a finales de invierno y protegerlas así de las visitas, nada deseada en estos casos, de determinadas aves que se puedan acercar para alimentarse de semillas.



Cómo ya sabéis los que sois habituales del blog de cuando en vez me gusta enriquecer mis post con recetas preparadas con los cultivos de los que hablo y la protagonista de hoy no se merecía menos. Las recetas como siempre son gentileza de dos blogs a los que agradezco su amabilidad y aceptar la invitación a participar en este artículo. Espero que disfrutéis con sus recetas.

En primer lugar una interesante receta de pikerita´s way y que seguro os encantará. Además es apta para celiacos, lo que le da un plus añadido. Se trata de un estupendo bizcocho de zanahorias y almendras. Espero que os guste. Podéis ver la receta completa y el proceso de elaboración pinchando aquí.

Ingredientes:
200 gr. de azúcar
Ralladura de un limón
300 gramos de zanahorias
200 gramos de harina de almendra
 huevos batidos
80 gramos de maizena
Una pizca de sal
Un sobre de levadura de repostería.

Y para poner el punto final a este post, y como no hay dos sin tres, nada mejor que unas zanahorias "aliñás" gentileza de las recetillas de romo que nos trae este apetitoso aperitivo para dar rienda suelta a nuestros sentidos. Podéis ver toda la receta y cómo elaborarla pinchando aquí.

Ingredientes:

1/2 kg de zanahorias
4 dientes de ajo
(uno para cocer las zanahorias y tres para el aliño)
1 cucharada de comino molido
1 cucharada de orégano
1 cucharada de perejil
1 cucharadita de pimentón
1 vasito de vinagre
2 vasitos de agua aceite y sal


Y con esto y un bizcocho hasta el próximo post a las ocho. Y buen provecho!!!!!
  Síguenos en Facebook o suscríbete a nuestro canal en YouTube. Las dos opciones son gratuitas.

Nos GuSta la hUerTa
 

Fuente: este post proviene de Diario dun neno labrego, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo germinar ñame canario

El ñame es una planta herbácea de la que podemos distinguir varias partes. Por un lado el tubérculo, que será la parte que consumiremos, que tiene forma cilíndrica y alargada. Por oto lado las hojas, ...

Recomendamos