comunidades

Madreperla (Graptopetalum paraguayense)

La madreperla es una crasa
Imagen – Flickr/Drew Avery

La Graptopetalum paraguayense es una de las especies de crasas o suculentas no cactáceas que mejor se adaptan a vivir en macetas, y unas de las que se multiplican con más facilidad. El color rosado o verde-rosado de sus hojas hacen de ella una planta realmente bonita, que destaca sin problemas entre el típico color verde que suelen tener el resto.

Si hablamos de su mantenimiento, estaremos sin duda alguna ante una especie apta para principiantes, pues resiste muy bien la sequía, y las heladas débiles no le perjudican. Hasta la puedes disfrutar en una habitación luminosa o patio interior 😉 .

Origen y características del Graptopetalum paraguayense

Vista del Graptopetalum paraguayense


Se trata de una crasa conocida popularmente como graptopétalo, planta madre perla o planta fantasma, nativa de México. Desarrolla tallos más o menos cónicos y muy delgados -de 1cm de diámetro-, del cual brotan hojas carnosas, triangulares y de color verde-rosado o rosado. Produce flores blancas con forma de estrella durante la primavera.

Tiene una altura total que no supera los 15-20 centímetros; sin embargo, sus tallos suelen ramificar, de modo que un ejemplar adulto podría llegar a necesitar una maceta de unos 20 centímetros de diámetro, como mínimo.

¿Cómo se cuida?

Si te apetece tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación


Exterior: crece tanto a pleno sol como en semisombra. Si optas por exponerlo al astro rey, acostúmbralo poco a poco y de manera gradual, ya que de lo contrario se quemaría y sus hojas caerían.

Interior: la habitación ha de ser luminosa, es decir, se tiene que ver bien durante el día sin necesidad de encender la bombilla.

Tierra


Macetas: puedes usar cualquiera de estos:
Sustrato universal (en venta aquí) mezclado con perlita a partes iguales

Akadama con un 30% de sustrato universal

Akadama 100% (en venta aquí)

Pómice con un 30% de sustrato universal

Pómice 100%

Tierra para cactus (en venta aquí)

Gravilla fina (de unos 3mm) mezclado con un 20-30% de sustrato universal

Jardín: es necesario que sea de tipo arenoso, para que el drenaje sea excelente. Al ser una planta pequeña, puedes plantarla primero en una maceta grande, de unos 30cm, y luego enterrar esta en un agujero en el jardín.

Riego

Durante el verano agradecerá 1-2 riegos a la semana, pero el resto del año bastará con regarla una vez cada 15 días o así. En invierno, especialmente si en tu zona hay heladas, riega muy, muy poco, solo cuando la tierra esté seca por completo y la temperatura se mantenga por encima de los 5ºC.

Además, es necesario que, si la tienes en maceta no le pongas un plato debajo, a menos que te vayas a acordar de retirar el agua que sobre a los veinte minutos de haber regado. También debes de evitar mojar las hojas y las flores pues de lo contrario se pudrirían.

Abonado

Durante toda la temporada de crecimiento, esto es, desde primavera hasta finales del verano, es muy recomendable abonar al Graptopetalum paraguayense con un abono para suculentas (en venta aquí) siguiendo las indicaciones del envase.

Multiplicación

El Graptopetalum paraguayense se multiplica por semillas y esquejes
Imagen – Wikimedia/Forest and Kim Starr

Se multiplica por semillas y esquejes en primavera. Sepamos cómo se hace:

Semillas

Las semillas se siembran en macetas más anchas que altas, con agujeros para el drenaje, rellenadas con sustrato. Luego, se riega y se colocan las semillas sobre la superficie, procurando que no queden amontonadas. En este sentido, lo ideal siempre es mejor poner poquitas en muchos recipientes, que muchas en pocos.

Por último, se cubren con una fina capa de sustrato, o con arena de río previamente lavada, y se colocan los semilleros en el exterior, o bien en interior luminoso cerca de una fuente de calor.

Germinarán en un promedio de 10-15 días.

Esquejes

Es el método más fiable para conseguir nuevos ejemplares de Graptopetalum paraguayense. Y el más sencillo. Tan solo tienes que cortar un tallo con hojas, dejar secar la herida unos 7 días en semisombra protegido de las posibles lluvias que puedan caer, y pasado ese tiempo plantarlo en una maceta con tierra para cactus o con una mezcla de turba y perlita a partes iguales.

Colocándolo en una zona protegida del sol directo, y manteniendo el sustrato siempre ligeramente húmedo, emitirá sus propias raíces en unos 15 a 20 días.

Plagas y enfermedades

Es vulnerable al ataque de cochinillas, sobretodo las algodonosas. Durante el verano están especialmente activas, de modo que es cuando más las puedes encontrar. Trátalas con un insecticida anti-cochinilla (en venta aquí), o con tierra de diatomeas (en venta aquí).

Otra opción es quitarlas con un pincel o un algodón empapado en alcohol de farmacia 🙂 . Y por cierto, mucho cuidado con los caracoles y babosas: ¡les encanta comer hojas y tallos de plantas crasas! Aquí se explica cómo repelerlos o eliminarlos:

Artículo relacionado:

Remedios caseros contra los caracoles

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando las heladas hayan pasado.

Rusticidad

Resiste heladas débiles de hasta los -2ºC.

Las flores del Graptopetalum paraguayense son blancas
Imagen – Flickr/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

¿Qué te ha parecido el Graptopetalum paraguayense?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cotyledon orbiculata

El Cotyledon orbiculata es una crasa que se puede plantar en los jardines sin temor a que se pierda ya que su altura supera el metro. Con unos tallos ramificados de los que brotan hojas carnosas de co ...

Sedum burrito (Sedum morganianum)

Imagen – Wikimedia/Salicyna ¿Te gustan las plantas crasas colgantes? Pues ya somos …, bueno, unos cuantos 🙂 . Quedan genial en macetas colgadas del techo, o en esa mesitas altas q ...

Kalanchoe thyrsiflora

Imagen – Wikimedia/David J. Stang El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea que queda estupenda en los jardines. Crece rápido, además es de buen tamaño, por lo que puedes pone ...

Haworthia fasciata

Imagen – Wikimedia/Abu Shawka La Haworthia fasciata es una de las primeras especies de suculentas de las que se suele comprar un ejemplar cuando se empieza una colección, o cuando se busca una p ...

Etiquetas: Plantas crasas

Recomendamos

Relacionado

Plantas crasas

Kalanchoe thyrsiflora

Imagen – Wikimedia/David J. Stang El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea que queda estupenda en los jardines. Crece rápido, además es de buen tamaño, por lo que puedes ponerla en cualquier sitio porque quedará muy visible, que es justo lo que más se suele desear de los elementos que forman parte de un terreno: que se vea y destaque por algún motivo. Para mantenerlo con ...

Plantas crasas

Sedum burrito (Sedum morganianum)

Imagen – Wikimedia/Salicyna ¿Te gustan las plantas crasas colgantes? Pues ya somos …, bueno, unos cuantos 🙂 . Quedan genial en macetas colgadas del techo, o en esa mesitas altas que a veces se tienen en las terrazas, patios o incluso en los interiores luminosos. Pero, ¿cuál es la especie más adecuada para los que empiezan en el mundo suculentero? Hay muchas, pero sin duda te v ...

Plantas crasas

Áloe tigre (Aloe variegata)

Imagen – Wikimedia/Kurisu rs El Aloe variegata es una de las crasas más curiosas: es bastante pequeño, lo cual hace que sea particularmente interesante para cultivarlo en maceta durante toda su vida, sus hojas tienen bandas blanquecinas muy bonitas, y además, a diferencia de la mayoría de las especies del género, prefiere estar en semisombra. No es complicado de mantener, aunque siempre vien ...

Plantas crasas

Siempreviva arbórea (Aeonium arboreum)

Imagen – Wikimedia/James Steakley El Aeonium arboreum es una de las crasas más populares del mundo, y no es para menos: es muy, muy fácil de cuidar y de multiplicar, y además es precioso. Se trata de una especie agradecida, que necesita solo unos cuidados mínimos para estar perfecta. Quizás el único inconveniente es que precisa una exposición directa al sol, pero por lo demás seguro que te d ...

Cactus Fichas

Garambullo (Myrtillocactus geometrizans)

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz El Myrtillocactus geometrizans es un cactus ideal para jardines de medianos a grandes, pues tiene la altura y el porte perfectos para poder usarse como seto de protección, o para conseguir algo de privacidad. Tiene tallos muy curiosos, de un color muy bonito. Además, produce flores que, si bien no se suelen ver mucho, también son de un valor ornamental muy i ...

cultivo esquejes kalanchoe ...

Kalanchoe

Flores con cuidados muy sencillos

Te contamos todo sobre el Kalanchoe. Pertenece a la familia de las crasuláceas, plantas suculentas que poseen sus raíces, hojas o tallos más gruesos de lo habitual por la acumulación de reservas de agua que permiten sobrevivir en condiciones de sequía.

Plantas crasas

Pleiospilos nelii

Imagen – Wikimedia/Cookie El Pleiospilos nelii es una de esas pequeñas bellezas que conviene tener en maceta si no se quiere perder. Una de las cosas más interesantes de esta especie es que existe la variedad verde, que es la que puedes ver en la imagen superior, que produce flores amarillo-anaranjadas; y otra de color morado con flores rosadas que también es realmente preciosa conocida como ...

Plantas crasas

Echeveria

Imagen – Wikimedia/Karl Thomas Moore // Echeveria ‘Perle von Nurnberg’ Las plantas crasas del género Echeveria son preciosas, tanto que bien se podría pensar que son flores por sí mismas, aunque ellas las producen también. Sus hojas son de colores muy vistosos, y como además tienen formas muy elegantes, pues … cualquiera se puede enamorar de ellas 😉 . Es fácil adqu ...

Cactus Fichas

Rhipsalis

Imagen – Wikimedia/Assianir Vamos a ser sinceros: hay cactus… que lo que menos parecen ser es precisamente eso, cactus. Los Rhipsalis son un claro ejemplo de lo que acabamos de decir. Y es que, a diferencia de la gran mayoría de especies de cactáceas, nuestros protagonistas no tienen espinas largas; de hecho en ciertos casos no disponen de ese tipo de ‘armas’ defensivas. S ...