comunidades

Ferocactus latispinus

La flor del Ferocactus latispinus es rosada
Imagen – Wikimedia/Ken Bosma from Green Valley, Arizona, USA

El Ferocactus latispinus es una de las especies de cactus más habituales en las colecciones, así como por supuesto en los jardines de suculentas. Motivos no faltan: resiste bien la sequía, y aunque sí que puede hacerse algo grande, poder ver sus flores en vivo y en directo es una experiencia magnífica.

Por otro lado, su cultivo es más sencillo que el de otras cactáceas, pudiendo vivir sin dificultad en lugares donde las temperaturas en invierno bajan de los cero grados.

Origen y características del Ferocactus latispinus

El Ferocactus latispinus es un cactus globular
Imagen – Wikimedia/Kauderwelsch

La lengua del diablo, como se le conoce popularmente, es un cactus originario de México que se caracteriza por tener un cuerpo en forma de globo de hasta 1 metro de alto por unos 40-50 centímetros de diámetro, y con entre 8 y 14 costillas. Cada una de estas tiene varias aréolas, de las que surgen entre 6 y 12 espinas radiales de color blanco o rojizo con una longitud de 2-2,5 centímetros, y otras 4 centrales que son más largas, y de un color más intenso. De estas últimas, hay una, la inferior, que es más robusta y con una longitud algo mayor que todas las demás.

Produce flores en la parte superior, y son de color blanco o rosado/rojizo. Si son fertilizadas, el fruto comenzará a madurar adoptando una forma oblonga, y en cuyo interior encontraremos numerosas semillas negras muy pequeñas.

¿Cuáles son los cuidados que hay que proporcionarle?

El Ferocactus latispinus es una planta que, como decíamos, no requiere de cuidados especiales. Puedes tenerlo en el jardín o en una maceta, y proporcionándole unos cuidados básicos y muy sencillos, vas a ver lo bien que crece:

Ubicación

¿Dónde hay que ponerlo? Siempre en el exterior. Los cactus en interior se etiolan, es decir, se alargan y al hacerlo sus tallos se estrechan, debilitándose. Pero ojo: no valdrá cualquier sitio. Hay que buscarle uno bueno.

Ese será uno en el que le dé el sol de forma directa, o como mínimo, uno en el que no haya -o muy poca- sombra. Si lo has comprado recientemente, o si nunca lo habías puesto a pleno sol, acostúmbralo poco a poco para evitar que se queme.

Tierra


Jardín: el suelo del jardín ha de ser poroso y tener un drenaje rápido. Si no es así, lo más aconsejable es hacer primero un agujero de plantación de unos 50 x 50 centímetros, y rellenarlo con pómice por ejemplo, o con una mezcla de turba y perlita a partes iguales.

Maceta: el recipiente donde se vaya a plantar tiene que estar rellenado con pómice u otros sustratos de similares características; esto es, ha de ser arenoso (es importante que el grano sea de 1 a 3 milímetros de grosor) y, también, debe de drenar el agua rápido.
Asimismo, la maceta tiene que tener agujeros en su base, ya que así se disminuye el riesgo de que las raíces se pudran.

Riego

El Ferocactus latispinus es un cactus que tiene espinas muy largas
Imagen – Wikimedia/Tangopaso

La frecuencia de riego de tu Ferocactus latispinus va a venir determinada por factores como el clima o la ubicación. Por lo general, es aconsejable regar cuando el sustrato o la tierra estén completamente secos. En invierno, si se producen heladas o llueve con regularidad, no necesitará apenas agua.

Si lo tienes en maceta, no le pongas un plato debajo. El agua que quede en él entrará en contacto con las raíces, y si ese contacto se mantiene demasiado tiempo, podría pudrir el cactus.

Abonado

Tanto en primavera como en verano el Ferocactus está creciendo, de modo que es recomendable abonarlo para conseguir que tenga un buen desarrollo. Para ese fin puedes usar un fertilizante líquido para cactus, pero sigue las indicaciones de uso porque de lo contrario podría haber riesgo de sobredosis.

Época de plantación o trasplante

Al tratarse de un cactus globular relativamente grande y con fuertes espinas, lo ideal es plantarlo en el jardín en cuanto tenga un tamaño lo suficientemente grande para que sea muy visible.

Por ejemplo, si tienes un ejemplar de unos 20 centímetros de diámetro, personalmente te diría que lo plantases lo antes posible en el suelo, o en una jardinera de obra de gran tamaño. Esperar más podría ser peligroso para tus manos.

En caso de que sea aún muy joven, entonces deberás de cambiarlo de maceta cada dos años más o menos, en cuanto veas que su cuerpo ya ha ocupado toda la maceta.

Pero, ¿cuándo hay que trasplantarlo? En primavera es buen momento, aunque también se puede en verano si se tiene cuidado en no manipular las raíces.

Plagas y enfermedades

Puede tener las siguientes: araña roja, cochinilla algodonosa, pulgones, además de hongos que lo pudren. Las plagas se quitan con agua y jabón diluido, o incluso con tierra de diatomeas, pero los hongos hay que tratarlos con fungicidas y suspender el riego hasta que la tierra se haya secado del todo.

Multiplicación de la lengua del diablo

Se multiplica por semillas en primavera o en verano.

Rusticidad

El Ferocactus latispinus es un cactus globular
Imagen – Wikimedia/Amante Darmanin from Malta

El Ferocactus latispinus soporta el frío y las heladas débiles, de hasta los -2ºC.

¿Qué te ha parecido este cactus?

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Wikimedia/Rémih El Sempervivum montanum es una planta crasa pequeña que crece bien en terrenos pedregosos, tal y como puedes ver en la imagen. Su altura es reducida, pero tiende a produ ...

Imagen – Wikimedia/Diego Delso Hay muchos tipos de áloes, y aunque hay algunos que crecen como árboles de varios metros de altura, hay otros que se quedan más pequeños. Uno de ellos es el Aloe j ...

Imagen – Flickr/Drew Avery ¿Te gustan los áloes? Si además eres de los que disfrutan viendo aquellos que alcanzan el metro de altura, o que incluso lo superan, la especie de la que te voy a habl ...

Etiquetas: Cactus

Recomendamos

Relacionado

Cactus

Los Cereus son unos cactus que encontramos con relativa facilidad en los viveros y tiendas de jardinería, y con razón: son bastante fáciles de mantener, y si a eso le añadimos que viven sin problemas en macetas durante toda su vida, seguramente estemos hablando de unas de las plantas suculentas más recomendables para principiantes. Hay varias especies que son muy interesantes, como la que conocemo ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld La Mammillaria spinosissima es una de las especies más comunes y más bonitas que podemos encontrar en cualquier vivero y jardín de cactus y de otras plantas suculentas. Como su apellido indica, tiene un cuerpo bien armado con espinas, pero son espinas preciosas, y hasta se podría decir que algo inofensivas, sobretodo si las comparamos con las de, por ejem ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/David J. Stang El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea que queda estupenda en los jardines. Crece rápido, además es de buen tamaño, por lo que puedes ponerla en cualquier sitio porque quedará muy visible, que es justo lo que más se suele desear de los elementos que forman parte de un terreno: que se vea y destaque por algún motivo. Para mantenerlo con ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Kurisu rs El Aloe variegata es una de las crasas más curiosas: es bastante pequeño, lo cual hace que sea particularmente interesante para cultivarlo en maceta durante toda su vida, sus hojas tienen bandas blanquecinas muy bonitas, y además, a diferencia de la mayoría de las especies del género, prefiere estar en semisombra. No es complicado de mantener, aunque siempre vien ...

Cactus Fichas

Imagen – Wikimedia/Assianir Vamos a ser sinceros: hay cactus… que lo que menos parecen ser es precisamente eso, cactus. Los Rhipsalis son un claro ejemplo de lo que acabamos de decir. Y es que, a diferencia de la gran mayoría de especies de cactáceas, nuestros protagonistas no tienen espinas largas; de hecho en ciertos casos no disponen de ese tipo de ‘armas’ defensivas. S ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/spacebirdy La Haworthia limifolia es una suculenta pequeña, perfecta para decorar terrazas y balcones, e incluso para rellenar esos huecos de la mesa que se han quedado vacíos (algo que sucede con rapidez cuando se es coleccionista 😉 ). El mantenimiento de esta planta es muy sencillo, puesto que resiste bien la sequía y las altas temperaturas, y no suele tener prob ...

Plantas con caudex

¿Amante de los árboles y arbustos suculentos? Lo cierto es que, lamentablemente, pese a existir muchas especies solo se comercializan unas pocas; de estas, los Pachypodium son sin duda los más populares. Y motivos no faltan. Sus magníficas flores desprenden un aroma muy agradable, y su mantenimiento no es demasiado complicado si tenemos siempre presente que no hay que regarlos mucho. Origen y ca ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Jean.claude Los Pachyphytum son plantas crasas que pueden utilizarse para decorar espacios reducidos, ya que tienen un valor ornamental muy alto y, además, no crecen mucho por lo que son excelentes para cultivar en recipientes durante toda su vida. Hay diversas especies, pero todas ellas requieren los mismos cuidados y atenciones para que su salud esté garantizada. ¿Quiere ...

Plantas crasas

Imagen – Wikimedia/JJ Harrison La Aptenia cordifolia es una de las plantas crasas que tienen un ritmo de crecimiento más rápido. Además, es muy adaptable, hasta el punto de que si un tallo se rompe, el trozo que cae al suelo emitirá raíces muy pronto, convirtiéndose así en un individuo independiente. Sin embargo, es precisamente esa adaptabilidad lo que hace que sea preferible disfrutarla en ...