comunidades

Cactus azul (Pilosocereus azureus)

El Pilosocereus azureus es un cactus columnar
Imagen – Wikimedia/Petar43

El Pilosocereus azureus es un cactus con tallos columnares y espinosos con un gran valor ornamental. Aunque crece a un ritmo que podríamos describir como lento, no es ni mucho menos tan lento como otros, como los Ferocactus, o ya ni digamos la Carnegiea gigantea (saguaro).

De hecho, es una especie interesante para cultivar en los jardines, porque se puede dar por sentado que en pocos años se va a conseguir un ejemplar de buen tamaño.

Origen y características del Pilosocereus azureus

El Pilosocereus azureus es un cactus de gran tamaño
Imagen – Wikimedia/Facheiro

El Pilosocereus azureus es un cactus endémico de Brasil, aunque su belleza lo ha llevado a los jardines de todas las regiones cálidas del mundo. Alcanza una altura de 2 y 10 metros de altura, y con el tiempo se convierte en una planta muy ramificada, con ramas que brotan a poca distancia del suelo.

Los tallos son de color azulado, con un diámetro de entre 5 y 11 centímetros. Presentan entre 5 y 19 costillas, de cuyas areolas surgen entre 1 a 12 espinas centrales las cuales miden hasta 30 milímetros de largo, así como radiales que miden entre 5 y 15 milímetros.

Florece una vez llega a la edad adulta, produciendo flores de entre 2 y 5 centímetros de diámetro. El fruto tiene forma de esfera y una pulpa de color magenta, en la cual veremos numerosas semillas de color oscuro.

Su nombre científico actualmente aceptado es Pilocereus pachycladus, pero se sigue conociendo más por su sinónimo, P. azureus. Se le llama también cactus azul.

Cuidados del Pilosocereus azureus

Para saber cómo cuidar este cactus es importante que se tenga en cuenta cómo vive en su hábitat natural, es decir en su origen, ya que de esta manera podremos hacernos una idea de cómo tenerlo. Bien, dicho esto, hay que decir que es un cactus propio de los matorrales, donde convive con otras plantas, la mayoría de pequeño tamaño.

Se encuentra desde los 50 hasta los 1550 metros sobre el nivel del mar, algo muy interesante ya que lo convierte en una planta capaz de vivir tanto en climas tropicales con una marcada estación seca, como en los templados-cálidos donde se registran heladas -muy- suaves y puntuales.

El suelo típico sobre el que se desarrolla suele ser arenoso o rocoso, por lo que al llover el agua se absorbe con rapidez evitando así que sus raíces permanezcan mucho tiempo húmedas. Por lo tanto, no debemos de plantarlo en tierras pesadas ni compactas, puesto que correríamos el riesgo de perderlo.

Partiendo de esto, veamos cómo se ha de cuidar:

Ubicación



En principio, lo más recomendable es que se ponga en el exterior, en una zona luminosa. Es un cactus que crece a pleno sol, ya que necesita estar expuesto a él para poder tener un desarrollo normal.

Pero la cosa cambiará si nuestra planta no se ha aclimatado, o si en la zona en la que vivimos hay heladas intensas. En el primer caso, tendremos que ponerlo en semisombra, y en el último, debemos de protegerlo ya sea metiéndolo en casa o en un invernadero.

Si se opta por tenerlo en casa, lo llevaremos a una habitación en la que haya mucha luz, y lo colocaremos lejos de las corrientes de aire.

Tierra o sustrato


Maceta: en maceta necesitará sustratos ligeros, como por ejemplo el pómice, la greda volcánica pequeña de 1-3mm, o sustrato para cactus (en venta aquí).

Jardín: si la tierra del jardín es pesada y compacta, haremos un agujero de 1 x 1 metro, y lo llenaremos con algún sustrato mencionado antes.

Riego

En general, escaso. Hay que dejar secar la tierra entre riegos con el fin de que las raíces no se pudran. Además, es importante que no se moje el cactus, es decir, que no se riegue por arriba, y menos si en ese momento le da la luz de manera directa (en realidad, siempre es mejor regar al atardecer, cuando el sol está bajo, ya que no solo se evita que las plantas se quemen, si no que también se consigue que estas tengan más tiempo para absorberla).

Otro tema importante del que debemos hablar es del plato debajo de la maceta. No es bueno que lo tenga, porque el agua que no sea absorbida por el sustrato, acabará ahí, y eso llegaría a pudrir el cactus. Solo se debe de tener si nos acordamos siempre de escurrirlo tras cada riego.

Abonado

Si se quiere conseguir que crezca algo más rápido, y más sano, es muy interesante abonarlo durante toda la primavera, el verano, e incluso el otoño si el clima es cálido. Para ello, utilizaremos abonos específicos para cactus, eligiendo los que son líquidos (como este) si está en maceta para que el drenaje siga siendo idóneo.

Multiplicación

El Pachycereus azureus se multiplica por semillas y esquejes en primavera; pero en cualquier caso es importante usar sustratos ligeros y porosos, como la vermiculita (en venta aquí) que es ideal para semilleros, o el ya mencionado pómice (en venta aquí) para que los esquejes enraícen mejor.

Se colocarán en una zona luminosa, y se mantendrán regados.

Plagas y enfermedades del cactus azul

Las cochinillas pueden atacar al Pilosocereus azureus


Es un cactus bastante resistente a las plagas y enfermedades. De hecho, yo tengo uno y lo que a veces ha tenido ha sido cochinillas, pero nada más. Estas se eliminan con tierra de diatomeas (en venta aquí), puesto que las deshidrata.

También hay que tener cuidado con las babosas y los caracoles, ya que tienden a devorar a los cactus.

Rusticidad

Por experiencia, puedo decir que resiste hasta los -1,5 o -2ºC pero si son heladas puntuales y de muy corta duración. Según algunas fuentes consultadas, se dice que aguanta hasta los -3ºC.

¿Dónde comprar Pilosocereus azureus?

¿Te gustaría tener tu propia planta? Entonces pincha aquí:

Pilosocereus azureus -...
Pilosocereus azureus -...

3,95 €

Ver oferta Ver características

Fuente: este post proviene de Ciber Cactus, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Imagen – Flickr/Booman Floral Hay muchos cactus que pueden usarse como plantas colgantes, pero el Epiphyllum anguliger es muy especial. Sus tallos son muy vistosos, y como se mantienen verdes du ...

Imagen – Wikimedia/Josenildo Bezerra da Silva El Cereus jamacaru es un cactus muy especial, ya que no es el típico que encontraríamos en una región que está casi siempre seca. Aunque no le gusta ...

Imagen – Wikimedia/Petar43 El Pilosocereus azureus es un cactus con tallos columnares y espinosos con un gran valor ornamental. Aunque crece a un ritmo que podríamos describir como lento, no es ...

Los cactus del género Hylocereus se caracterizan por ser plantas de buen tamaño, además de por producir flores de una extraordinaria belleza. Aunque por desgracia estas son nocturnas, merece la pena d ...

Etiquetas: Cactus

Recomendamos

Relacionado

Cactus

Imagen – Wikimedia/Gallowey Muchas especies del género Echinopsis producen flores con pétalos blancos, pero nuestro protagonisa es distinto: su color es, también, el rosado, por lo que aunque en un principio nos puede parecer un cactus común, cuando florece nos damos cuenta de que tiene un valor ornamental muy interesante. Su nombre científico es Echinopsis eyriesii, y como podrás intuir vie ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/C T Johansson Los Ariocarpus son cactus de muy lento crecimiento que tienen una curiosa forma. Esta forma hace que sean de los géneros botánicos más populares entre los coleccionistas de plantas suculentas, y también unos de los más difíciles de conseguir. Cuando se comercializan, a menudo les ponen precios muy altos, pues no solo han de pasar varios años hasta que alcanza ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Petar43 La Matucana madisoniorum es un cactus de pequeño tamaño ideal para principiantes. Es muy resistente a la sequía, pero no tanto a los encharcamientos, de modo que no hay que regarlo con mucha frecuencia. Si hablamos de su ritmo de crecimiento, es bastante lento. Podemos comprar una planta en maceta de 5,5 centímetros de diámetro, plantarla en otra de 8,5cm y olvidar ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Alastair Woods Photography El Epiphyllum oxypetalum es un cactus epífito perfecto para poner en el balcón, o en el jardín junto al tronco de un árbol. Carece de espinas, lo cual la convierte en una especie completamente segura para niños y animales domésticos, y no es muy exigente. Produce flores muy grandes, como puedes ver en la imagen, pero además de su tamaño seguro qu ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/FoeNyx La Hatiora gaertneri (o como se la conoce ahora Schlumbergera gaertneri) es un cactus epífito caracterizado por producir flores muy bonitas, tanto es así que ha recibido el Premio de Mérito de Jardín de la Royal Horticultural Society (RHS). Es una especie con un valor ornamental asombroso, ya que además su mantenimiento es relativamente sencillo. De hecho, aunque ha ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Gonzalodutto El Echinopsis chamaecereus es el típico cactus que queda genial en macetas que son más anchas que altas puestas en el exterior. No crece mucho en altura, pero sus tallos pueden medir varios centímetros. Aunque sin duda son sus flores lo que más gusta de esta especie, ya que son grandes y de un color rojo precioso. Además, es un cactus que no te exigirá demasia ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Wer?Du?! Los cactus del género Eriosyce son unos de los más especiales. Su ritmo de crecimiento es lento, pero eso no impide que sean unos de los más apreciados por los aficionados a este tipo de plantas. Claro que lo pone bastante fácil: son muchas las especies que se quedan pequeñas, y la mayoría por no decir todas producen flores preciosas. El género se compone de unas ...

Cactus Fichas

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz El Myrtillocactus geometrizans es un cactus ideal para jardines de medianos a grandes, pues tiene la altura y el porte perfectos para poder usarse como seto de protección, o para conseguir algo de privacidad. Tiene tallos muy curiosos, de un color muy bonito. Además, produce flores que, si bien no se suelen ver mucho, también son de un valor ornamental muy i ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Golik El Gymnocalycium saglionis es un cactus globular con espinas afiladas que le otorgan un valor ornamental maravilloso. Además, soporta bien los períodos de sequía cortos, por lo que puede pasar varios días sin recibir una sola gota de agua. Por si fuera poco, produce flores de buen tamaño. Así pues, ¿por qué no hacerse con uno? A continuación vas a poder ave ...

Cactus

Imagen – Wikimedia/Petar43 El Echinopsis subdenudata es uno de los cactus más comunes que existen. Es uno de los primeros que se suelen comprar al empezar las colecciones, pero además su mantenimiento es más bien bajo. Cuando florece es un espectáculo maravilloso, ya que produce flores grandes y de un color blanco muy bonito. ¿Quieres saber cómo se ha de cuidar? Origen y características de ...