Plantas

Vegicienta Idea guardada 30 veces
La valoración media de 58 personas es: Muy buena

El discreto encanto del suelo fértil

Un dicho muy común entre los horticultores es “tú ocúpate de cuidar el suelo que de las plantas, se ocupan ellas mismas”, y yo no podría estar más de acuerdo. Aparte del sol que les proporciona la energía que necesitan para crecer, el suelo básicamente es todo para una planta; en él encuentra los nutrientes que necesita para vivir, es el sustrato que la sostiene, le da abrigo y compañía, es la estrella del show, el alma de la fiesta!.
Es cierto que la industria tecnológica, con sus modernos laboratorios y sofisticados científicos en pristinas batas blancas y gafitas de nerd, ha desarrollado diferentes  sustancias para fertilizar los suelos y agregarles  nutrientes, sin embargo, ningún invento ultra-mega-bomba que salga de un laboratorio logrará igualar jamás la magnificencia del trabajo que la propia Madre Naturaleza hace precísamente porque el suelo no es cualquier arroz con pollo que se arme con una receta específica y se ponga a cocinar, el suelo es una criatura viva que nace, crece, se transforma y se renueva, y eso sólo es posible a través de un ciclo de cambios que la Naturaleza ha perfeccionado durante miles de millones de años… así que a veces es necesario bajarle un poquito la arrogancia a la ciencia que cree saberselas todas y aprender con humildad cómo es que Mami hace las cosas porque ese talento no se improvisa.
Bueno y qué es eso tan bueno que tiene para que yo le eche tantos piropos? Algo exquisito debe tener cuando la primera reacción de un bebé al ponerlo cerca de una matera sea comerse la tierra… y es no es para menos, la sensación de tener en las manos un puñado de tierra fresca y fértil es fascinantemente indescriptible, dan ganas de… pasarle un lenguetazo!. Aunque yo les aconsejaría que no lo hicieran, por más que parezca un helado de chocolate, ciertamente no lo es y el sabor podría no gustarles. Al final de cuentas el suelo está compuesto en un 80% por elementos inorgánicos, es decir, no vivos que son el Agua, el Aire y los Minerales.  Sin embargo, una pequeña parte de él -un 20% aproximadamente contiene un universo casi infinito de minúsculas e industriosas criaturas que con sus constantes ciclos vitales hacen posible el milagro de la vida. Este 20% es lo que se denomina comúnmente Materia Orgánica, yo personalmente lo llamo El Aliento de Dios, que me parece mucho más inspirador.
Composición-del-suelo

En ese sentido, yo ya no veo al suelo como un sustrato inerte, como una simple esponja que absorbe fertilizantes… que es la visión cliché y carente de creatividad que la agro-industria maneja hoy en día. El suelo para mí es la manifestación de la vida en todo su esplendor, es aquello que contiene una parte de ese Aliento de Dios que le da sentido a la función más básica -y más deliciosa- de nuestra existencia: La Nutrición, (sí!!! C.O.M.E.R!!!!). Si alguno de ustedes siente que ha perdido su propósito en la vida y no sabe qué camino coger, mi primer consejo sería siembra una planta, especialmente una que se pueda comer.
Volviendo a la misión del jardinero

En conclusión, la misión de un jardinero, si decides aceptarla es hacer que el Aliento de Dios no se apague en tu jardín. Para esto, hay varias actividades que requieren un esfuezo adicional al de sembrar, regar y mantener las plantas. Hablaremos con mucho más detalle de cada una de ellas a lo largo del blog pero por ahora sólo quiero mencionarlas para tenerlas en cuenta:

Compostaje o Compost: Es el proceso mediante el cual convertimos los desechos orgánicos del jardín o incluso de la cocina en suelo fértil. Hay muchas técnicas de compostaje como la lombricultura o vermi-compostaje, el bokashi, la pila termofílica, la pila de compost pasiva… etc, etc, etc. Todas tienen métodos distintos y se ajustan a diferentes estilos de vida incluso para los habitantes urbanos más ocupados, pero lo que todas tienen en común es el principio básico del funcionamiento del mundo: La materia no se crea ni se destruye, se transforma.

Simbiosis:  A esta técnica la llamo ‘la promoción del 2×1’ ya que permite la coexistencia de dos o más seres vivos en un mismo hábitad para buscar un beneficio común para todos. Algunos ejemplos es la fijación simbiótica del nitrógeno del aire en el suelo o el intercalar plantas frutales con plantas florales para atraer a los polinizadores… La simbiosis, más que una relación de mutuo beneficio es la expresión original de la vida en comunidad.

Rotación de cultivos: Hasta el suelo se cansa de mantener a las mismas inquilinas exigentes por mucho tiempo. La idea de rotar cultivos es dejarlo descansar de las mismas plantas de siempre y cambiar por otras que puedan aportar otros beneficios, ya sea leguminosas que fijan el nitrógeno u otras que ayuden a combatir pestes y bichos.

Acolchar la base de las plantas: En inglés se dice Mulch o Mulching y como soy muy floja la voy a seguir utilizando a lo largo de este blog para definir el proceso en el cual agregamos una capa de material orgánico como hojas secas, madera seca o descompuesta triturada o paja alrededor de una planta para proteger su raíz del frío o calor extremos y mantener la humedad del suelo. El mulching es muy importante porque ayuda a regular la temperatura del suelo y de la planta, previene la erosión y la invasión de la maleza en nuestro jardín. El mulching se hace constantemente en el jardín, especialmente cuando acabamos de transplantar una plántula o al final del ciclo de cosecha ya que funciona como una capa aislante o “cobija” que protege el suelo durante el invierno. En la medida que el material que utilizamos para el mulch se descompone, termina haciendo parte del suelo, polvo eres y en polvo te has de convertir.

Fuente: este post proviene de Vegicienta, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo cultivar maíz

Como Latinoamericana, es muy difícil imaginar mi vida sin el maíz. Muy pocos latinos hoy en día somos conscientes de eso, especialmente los colombianos quienes generalmente despachamos sin pudor nuest ...

Cómo cultivar habichuelas o judías

Podría vivir sin comer habichuelas el resto de mi vida sin ningún problema. De hecho aprendí a comerlas relativamente tarde, a los 16 años, cuando me fui a vivir a Bogotá en la época en la que empecé ...

Cómo cultivar ajos

La verdad me siento mal hablando de cómo ‘cultivarlos’ puesto que es tan fácil que prácticamente… no hay que hacer nada! Por supuesto, hay que escoger un lugar soleado y nutrir el s ...

Progreso de mi huerta – Verano 2016

Estamos en temporada alta de jardinería, y para los que me preguntan que por qué tan perdida? pues la respuesta es un poco obvia: la huerta me quita absolutamente todo el poco tiempo libre que me qued ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

consejos y trucos jardine plantas ...

El suelo de nuestros jardines

Hoy comienzo una serie de artículos sobre el suelo de nuestros jardines Por que nuestras plantas lo necesitan como soporte en el cual desarrollarse y crecer al anclar sus raíces en él y al mismo tiempo alimentarse de su composición orgánica, combinada con agua, oxigeno y minerales. ¿Cuál es el suelo ideal en jardinería? El que cubra las necesidades de las plantas de nuestros jardines. Lo primero e ...

Jardinería

Preparación del suelo y la tierra para el jardín

Cómo crear un jardín. Paso 4 Preparación del suelo y la tierra para el jardín. El suelo en tu jardín, la tierra que dispones para plantar, es fundamental para el buen resultado de los cultivos. Cómo crear un jardín. Paso 4 Preparación del suelo y la tierra para el jardín. {module ANUNCIO SOBRE CONTENIDO} El suelo en tu jardín, la tierra que dispones para plantar, es fundamental para el buen result ...

Preparación del Suelo suelo orgánico tierra para jardinería

La ‘personalidad’ del suelo: Ácido o Alcalino

Ya sabemos que la función más importante que cumplimos como horticultores en nuestro jardín es mantener óptimas las condiciones del suelo para que retenga nutrientes y hacerlos disponibles para las plantas. PERO! para que esto sea posible, el suelo debe tener cierta ‘personalidad’,  cierto ‘tumbao’ que haga que las plantas quieran absorber nutrientes de él… y esa pers ...

truco jardinería mulching acolchado orgánico ...

Truco para cuidar el suelo: el mulching

Hola amigos, ¿qué tal? Hoy os hablamos del acolchado orgánico o mulching para aquellos que no lo conocéis. Es un sistema que consiste en cubrir el suelo con diferentes materiales que aportarán a nuestras plantas muchísimas ventajas. Para ello se puede utilizar estiércol, compost, pino, paja, hierba, hojas secas… Con esta materia prima se realiza una capa que evita que el terreno entre en c ...

Fertilizantes y abonos para la tierra y el suelo.

El exceso de nitrógeno en el suelo del jardín y cómo enmendarlo.

El exceso de nitrógeno en el suelo del jardín y cómo enmendarlo. El exceso de nitrógeno en el suelo puede dañar las plantas de tu jardín, pero mientras que la adición de nitrógeno es relativamente fácil, eliminar el exceso de nitrógeno en el suelo es un poco más complicado. El exceso de nitrógeno en el suelo del jardín y cómo enmendarlo. El exceso de nitrógeno en el suelo puede dañar las plantas ...

huertos desterronador suelo mullido ...

Un suelo mullido a la hora de sembrar

¡Hola amigos! Ya sabéis lo importante que es que el suelo en el que vamos a plantar nuestras hortalizas, flores o árboles esté bien mullidito. Así será más sencillo que las plantas se sientan cómodas para poder germinar y crecer en todo su esplendor. Pero a veces, nuestro suelo está lleno de terrones o bolas de tierra que no nos permiten plantar cómodamente. Por eso, si tienes este problema, quizá ...

Fertilizantes y abonos para la tierra y el suelo.

La importancia del boro en el suelo y sus efectos en las plantas.

La importancia del boro en el suelo y sus efectos en las plantas. El boro en el suelo de tu jardín y los efectos de este en las plantas son directamente proporcionales a la cantidad que pueda tener tu suelo y plantas de este elemento químico. La importancia del boro en el suelo y sus efectos en las plantas. El boro en el suelo de tu jardín y los efectos de este en las plantas son directamente prop ...

huertos huerto tipos de suelo ...

Cómo saber qué tipo de suelo tienes en tu huerto

Si conocemos el tipo de suelo del que disponemos para cultivar podremos controlar mucho mejor la retención de agua y oxígeno, ambos elementos fundamentales junto con los nutrientes para conseguir plantas con frutos de calidad y libre de plagas. Suelo arcilloso Para comprobar si tenemos este tipo de suelo apretamos firmemente un puñado de tierra húmeda y si al abrir la mano mantiene la forma signif ...

Sin categoría calidad mejora ...

Conoce y mejora la calidad del suelo

En el artículo de hoy aprenderéis a reconocer el tipo de suelo que disponéis para vuestras plantas, la calidad del mismo y varios consejos para mejorar el suelo. Debéis tener en cuenta que es importante conocer esto para tener unas plantas sanas y, en el caso de huerta, muy productivas. Por todo esto os invito a seguir leyendo, y si tenéis cualquier duda, la debatimos en los comentarios. El color ...