comunidades

Alubias verdinas: su cultivo y curiosidades



Cultivo de alubias verdinas


En una tienda de Ávila especializada en legumbres, compramos medio kilo de unas pequeñas judías secas con un llamativo color verde. El vendedor las tenía a granel etiquetadas como “alubias verdinas”, a 14€ el Kg y nos dijo que eran de Asturias. No conocíamos estas alubias y en nuestra zona, donde se producen desde hace muchos años distintas variedades de excelentes judías, tampoco conocíamos a nadie que las cultivará. La primavera pasada las sembramos en la huerta y os vamos a contar cómo nos ha ido el cultivo de verdinas.

Cultivo de judías verdinas


Origen

En Asturias se discute si esta variedad es consecuencia de la selección en la zona de algún tipo de judías traídas inicialmente desde América o si proceden de las judías cultivadas en Francia donde se conocen como “flageolet”, “haricot flageolet à grain vert”, como “flageolet chevrier” o simplemente como “chevrier”, en honor al agricultor Gabriel Chevrier que ya las obtuvo en el año 1872, cosechando unas judías blancas antes de la madurez.
En Francia es un producto muy afamado y valorado en la alta cocina, tanto los granos en fresco como secos. Existe en Asturias una marca de garantía “Verdina de Asturias” y también se las conoce como la “faba do marisco”.
Estas judías o alubias son semillas secas de la especie Phaseolus vulgaris L.

Judías verdinas
Judías verdinas

Cultivo

Después de labrar la tierra y prepararla, como hacemos para el resto de las judías secas que cultivamos, en los primeros días del mes de junio sembramos seis surcos de un cantero.
Las semillas no las pusimos previamente en remojo y como habíamos leído que al cosecharlas inmaduras probablemente nacerían mal, sembramos seis granos por golpe, separados linealmente 50cm. Como germinaron un 60% de las semillas, trasplantamos algunas plantas y dejamos tres plantas creciendo por golpe.

Flores de judías verdinas
Flores de judías verdinas

Las plantas son de mata baja y crecimiento determinado, los tallos terminan en flores y desarrollan entre 5 y 6 entrenudos. Como alcanzaron unos 60 cm de altura, optamos por ponerlas un pequeño tutor (varas de madera de 1 metro de altura), clavado próximo a los tallos. Para evitar que las plantas y las vainas tocaran el suelo y se pudrieran, atamos un hilo de algodón que rodeaba la planta y el tutor.

Verdinas regadas
Verdinas regadas

Las escardamos y mullimos con la azada, para airear la tierra y eliminar las malas hierbas. Las regamos por inundación cada siete días en verano. Florecieron abundantemente, las flores son blancas y su crecimiento vegetativo fue bueno. No las afectó ninguna enfermedad ni plaga pero en el mes de julio, una tormenta de granizo, dañó las hojas de forma importante.

Vainas de Verdinas
Vainas de Verdinas

De las flores cuajaron numerosas vainas cortas, de color verde, que se secaron sin cambiar su color, mantenían un tono verde mate y daban la sensación de secas al tacto. En este momento fuimos recolectando las vainas a mano, en varios días. La mayoría de las vainas y los granos de las judías secas recolectadas, un 90%, eran de color verde, el resto eran de un color blanquecino, tanto las alubias como las vainas.

Verdinas, defoliación y vainas secas
Verdinas, defoliación y vainas secas

Observamos que en un momento determinado, hacia finales del mes de agosto, se secaron todas las hojas y las vainas (defoliación y maduración súbita). También se secan de repente las judías de riñón que cultivamos.
Cosechamos un kilo y medio de alubias, después de retirar las manchadas y las blancas.
Hemos leído que en este cultivo (SERIDA) se suelen arrancar las plantas cuando la mayoría de las judías están maduras pero las vainas aún no están secas. Valoramos la posibilidad de hacerlo así, pero, como observamos que las vainas secas mantenían los granos de color verde, preferimos dejarlas madurar en la planta.

Vaina y granos maduros de verdinas
Vaina y granos maduros de verdinas

Suponemos que en la zona de producción, tanto en Asturias como en el norte de Francia, con pluviometrías y humedad muy altas, tienen que arrancar las plantas con las vainas para secarlas y evitar así que las lluvias persistentes provoquen la podredumbre de las vainas y malogren la cosecha. Aquí el clima nos proporciona veranos secos y tanto en el mes de septiembre como el de octubre el tiempo es suficientemente seco, hay muchos días de sol que facilitan el cultivo de cualquier variedad de judía seca. Nosotros no pretendemos vender la producción que irá toda destinada al autoconsumo familiar.

Alubias verdinas
Alubias verdinas

Las verdinas

Las recolectamos como judías secas o alubias y por lo tanto las consumimos como legumbres.
Llaman la atención, a primera vista, por su color verde esmeralda brillante que se mantienen en los granos secos. Son pequeñas, 100 semillas pesan unos 30 gramos. Tienen forma arriñonada ligeramente aplanada.
Son judías muy finas con la piel suave, casi imperceptible y muy mantecosas. Nosotros las hemos guisado con almejas gallegas. ¡Espectaculares!.
Queremos insistir en lo importante que es el consumo de legumbres secas. Aportan fibra alimentaria, proteínas vegetales, hidratos de carbono, micronutrientes como calcio, selenio, hierro, fósforo, magnesio, zinc, tiamina, niacina y vit. B6. ¿No os parece interesante y práctico añadir todo esto a vuestra dieta de una forma tan sencilla y natural?.

Parte de nuestra cosecha de verdinas
Parte de nuestra cosecha de verdinas

Curiosidades

Algunos tratados y publicaciones aconsejan utilizar como semilla los granos blancos porque esas judías, por haber madurado en las plantas, germinaran mejor.
Cuando las plantas se arrancan con las vainas verdes muchas judías mantendrán el color pero no habrán madurado. Como las nuestras han madurado en las vainas utilizaremos como semilla las mejores judías maduras de color verde que hemos cosechado. Pensamos que las verdinas nacerán bien y que su dotación genética (genotipo) posibilitará que con las condiciones ambientales y el clima de la huerta (altitud, el agua, la luz solar, la diferencia de temperaturas entre el día y la noche, la tierra fértil, etc) el año que viene la mayoría de ellas al secarse sigan teniendo ese color y aspecto (fenotipo).

Judías verdinas
Judías verdinas

Para nosotros no tiene interés cosechar estás legumbres antes de su madurez. Todos los años disfrutamos de los granos de judías inmaduras de muchas de las variedades que cultivamos para seco y que al final del periodo de cultivo cosechamos para evitar que se hielen.
El resto de las alubias verdinas que compramos y no sembramos las dejamos en casa en una bolsa de papel cerrada. Con las temperaturas altas y la calefacción al ir a cocinarlas, a finales del invierno, comprobamos que estaban infestadas de gorgojos. Os contaremos la experiencia en una entrada próxima y cómo intentamos que no se nos contaminen el resto de las variedades de judías que cultivamos.

5 / 5 ( 2 votos )

Fuente: este post proviene de Huerta del Corneja, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Gorgojos de las judías secas

Los gorgojos de las judías son unos insectos, Acanthoscelides obtectus, que por su capacidad de reproducción pueden comportarse como plagas y acabar con toda la cosecha de judías secas. Estos escaraba ...

Recomendamos

Relacionado

huerta legumbres alubias ...

Cómo cultivar judías blancas de riñón

En esta entrada os vamos a hablar de las alubias o judías blancas, de “toda la vida”, que se utilizaban para su consumo en seco, en los pueblos situados en la vertiente norte de las estribaciones de las montañas de la sierra de Gredos. Judías de riñón, planchada, judión y morada redonda Ya conocéis las excelentes propiedades nutritivas, medioambientales y sociales del cultivo de las ...

Hortalizas Huerta calabaza ...

Cómo cultivar calabazas de adorno

Cómo cultivar calabazas de adorno Todos los años sembramos en la huerta unas plantas de calabazas de adorno. Es un cultivo marginal que nos da muy poco trabajo y las pequeñas calabazas ornamentales nos acompañan durante todo el año. Las calabazas son plantas anuales de la familia de las cucurbitáceas, como los melones, sandías, calabacines, pepinos, etc. Las que se utilizan para adorno suelen ser ...

huerta verduras capsantina ...

Cómo cultivar pimientos morrones

Todos los años cultivamos en la huerta pimientos morrones. Los pimientos (Capsicum annuum L.) son plantas de la familia de las solanáceas, como las patatas, las berenjenas o los tomates. Son originarias del continente americano y desde allí fueron traídos a España a mediados del siglo XV, donde se cultivaron y se consumieron desde el principio y desde aquí se extendió su cultivo a Italia, Portugal ...

flores huerta bracteas ...

Cómo plantar y cultivar gladiolos

En la huerta, para el consumo de la familia, cultivamos frutas, frutos rojos, verduras, legumbres, tubérculos y hortalizas, además, aprovechamos el terreno labrado para cultivar también calabazas de adorno, esponjas vegetales y varias clases de flores, como los gladiolos. Gladiolos en la huerta Las plantas Los gladiolos son plantas herbáceas de la familia Iridáceae que se desarrollan a partir d ...

Huerta Legumbres caparrón ...

Pipos caretos o caparrón de Piedrahita: una reliquia en la huerta

Pipos caretos o caparrón de Piedrahita. Una reliquia en la huerta. Hace, al menos, setenta años que nuestros antepasados ya cultivaban unas judías redondas de color marrón y blanco. Nosotros las seguimos cultivado, los agricultores de la zona los llaman “pipos caretos”. También se sembraban en otros pueblos situados en las sierras de la comarca de Piedrahita, en la provincia de Ávila. ...

Huerta mas antocianinas ...

Cómo sembrar y cultivar maíz morado

Cómo sembrar y cultivar maíz morado. Por estos pueblos de la ribera alta del río Corneja fue muy frecuente cultivar maíz amarillo. Se usó para alimentar al ganado, bien como forraje para el vacuno de leche o los granos secos para las gallinas y los cerdos destinados al autoconsumo familiar. No se utilizaba para consumo humano. Hoy, aquí, no hay vacas de leche, ni gallinas, ni cerdos, ni se cultiva ...

Huerta antocianinas ciruelas ...

Cultivo de ciruelas pasas

Cultivo de ciruelas pasas Ciruelas maduras En la huerta tenemos un ciruelo que casi todos los años nos proporciona unas magníficas ciruelas de color azul/morado que maduran muy tarde, bien entrado el mes de octubre. Este árbol frutal lo compró el abuelo hace 40 años y su origen es un vivero de Calatayud, Zaragoza. Ciruelo en flor El ciruelo Los ciruelos son árboles de la familia de las Rosáceas. E ...

huerta verduras brassica ...

Cómo sembrar y cultivar brócoli: la verdura del siglo XXI

Ya hemos comentado que Brassica oleracea es una planta salvaje del área mediterránea, es el origen de todas las crucíferas o brasicáceas que consumimos actualmente, entre ellas el brócoli o como se denomina por aquí brécol. El cultivo y consumo del brócoli tiene una larga tradición en Italia (broccoli) pero hasta mediados del siglo XX no se generalizó su producción en Europa y en otras partes del ...

huerta insectos y plagas alubia ...

Gorgojos de las judías secas

Los gorgojos de las judías son unos insectos, Acanthoscelides obtectus, que por su capacidad de reproducción pueden comportarse como plagas y acabar con toda la cosecha de judías secas. Estos escarabajos (coleópteros) son muy conocidos en la zona y su presencia es frecuente en judías secas añejas o que no han sido bien manipuladas postcosecha. Se distribuyen mundialmente. Gorgojo de las judías, ...

Huerta Verduras bianual ...

Cómo cultivar perejil

En un rincón de la huerta tenemos sembrada una mata de perejil que nos proporciona suficiente cosecha para nuestro autoconsumo y para regalar a otras personas. “Es el perejil de todas las salsas” decía la abuela para referirse de la persona que se entromete en todo, que siempre estaba presente y como protagonista. Perejil, roseta basal El perejil Petroselinum sativum, es una planta her ...