Cesta y Setas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Leccinum: Los boletales más agradecidos después de las primeras lluvias

Los Leccinum son un grupo de especies comestibles de poco conocidas por los aficionados, pertenecientes al orden Boletales, que fructifican desde finales de verano a principios de otoño con las primeras precipitaciones posteriores al estío e incluso a veces en condiciones de sequía o estrés hídrico, debido a que generalmente se encuentran asociados a especies arbóreas características de zonas cercanas a ríos, arroyos, turberas o zonas higroturbosas. Se caracterizan por la presencia del pie decorado con escamas, los poros blanquecinos que oscurecen al tacto y la carne blanquecina que generalmente oscurece al corte salvo alguna excepción.

¿Cuales son las principales especies de Leccinum?

La especie más conocida es el hongo del álamo blanco (Leccinum duriusculum), posiblemente la mejor comestible del género, que se caracteriza por su gran tamaño, la cutícula pardo grisácea aterciopelada con tendencia a agrietarse en tiempo seco, los poros blanquecinos que oscurecen al tacto, el pie decorado con finas escamas grises oscuras con alguna manchas azul verdosas hacia la base. La carne es blanquecina, pero inicialmente tras el corte vira a rosácea, luego gris azulado y finalmente negruzca. Fructifica a finales de verano y otoño bajo álamos, generalmente álamos blancos o álamos temblones en suelos ácidos o descalcificados.

Leccinum duriusculum. Crédito: Javier Marcos
Otras especies buenos comestibles son los boletos anaranjados. La especie más conocida debido a su abundancia es Leccinum aurantiacum (= L. quercinum) que presenta la cutícula marrón rojiza, el pie con escamas negruzcas desde joven con manchas verde azuladas en la base, la carne blanquecina que inicialmente torna a pardo vinoso y luego a pardo grisácea, que fructifica bajo abedules, álamos, castaños, hayas, sauces y tilos en suelos ácidos. Muy similares son Leccinum albostipitatum que fructifica de forma exclusiva bajo álamos temblones, Leccinum versipelle que fructifica bajo abedules y Leccinum vulpinum que fructifica bajo coníferas de montaña.

Otras especies comestibles de inferior calidad conocidos como hongos de abedul por su hábitat exclusivo bajo abedules son Leccinum scabrum que presenta el pie con escamas negruzcas y la carne generalmente inmutable al corte; Leccinum variicolor y Leccinum cyaneobasileucum (= L. brunneogriseolum) que presentan el pie con escamas (negruzcas y gris ratón respectivamente) con manchas azul verdosas en la base y la carne blanquecina que se vuelve rosácea y azul verdosa en la base del pie tras el corte.

Leccinum scabrum. Crédito: Javier Marcos
Leccinum scabrum. Crédito: Javier Marcos
Una especie de bajo valor culinario muy rara de hábitat exclusivo en zonas higroturbosas y truberas bajo abedules, que se debe evitar su recolección es Leccinum holopus, que presenta la cutícula blanquecina con esfumaciones verdosas con la edad, el pie con finas escamas blanquecina y la carne blanquecina que se torna inicialmente rosácea y finalmente grisácea.

¿Cuales son las principales confusiones de los Leccinum?

Las confusiones más habituales se producen con especies del género Leccinellum, que no revisten ningún problema pues todas ellas son especies comestibles. Dicho género Leccinellum comprende especies de la antigua sección Luteoscabra del género Leccinum (MUÑOZ, 2005; BAKKER & col., 2005), separado recientemente en base a estudios moleculares, que se diferencian por la presencia de poros y carne amarilla que ennegrece al corte, tras pasar por estadios previos de coloraciones rosáceas o violáceas. La especie de este género más similar es  Leccinellum pseudoscabrum (= Leccinum carpini) que presenta la cutícula abollada pardo olivácea, la carne amarillenta que vira inicialmente a rosáceas y luego a negruzca que fructifica bajo carpes y avellanos.

Leccinellum pseudoscabrum. Crédito: Javier Marcos
Leccinellum pseudoscabrum. Crédito: Javier Marcos
Se puede confundir con especies excelentes comestibles del género Boletus, que presentan el pie más o menos reticulado sin escamas y la carne blanca inmutable al corte. También se puede equivocar con especies no comestibles como el boleto amargo, Tylopillus felleus, que presenta la cutícula pardo ocrácea, los poros blanco rosáceos, el pie adornado con un retículo marrón, la carne muy amarga y blanquecina y con Porphyrellus porphyrosporus, que presenta la cutícula pardo negruzca, los poros marrón grisáceos, el pie marrón, la carne blanquecina que al corte adquiere tonalidades rojo vinosas y verde azuladas al corte, que fructifican bajo planifolios y coníferas. Más complicado es confundirse con especies comestibles de bajo valor culinario como Suillus, conocidas vulgarmente como babosos, que presenta generalmente la cutícula viscosa separable, el pie decorado con gránulos no escamosos, que fructifican asociados a coníferas como alerces y pinos.

Es poco probable confundirse con especies tóxicas de Boletales porque presentan los poros blanquecinos, mientras que la mayoría de especies tóxicas como Imperator y Rubroboletus tienen los poros rojizos o anaranjados y la carne que azulea al corte.

¿Cómo se pueden consumir los Leccinum?

Antes de consumir los Leccinum hay que tener en cuenta que la mayoría de especies su carne ennegrece durante el cocinado por lo que en ocasiones tiene un aspecto poco apetecible para algunas personas. Pero afortunadamente hay un truco para evitar que la carne ennegrezca que es pincelándolo con zumo de limón.

Se aconseja consumir bien cocinados y retirar el pie porque es bastante fibroso. Se pueden conservar congelados tras un previo escaldado. Se aconseja consumir a la plancha, en revuelto o e incluso en cremas y en croquetas, que aportan un sabor suave y textura delicada. Desde el punto de vista nutricional aportan numerosos elementos esenciales como cobre, cinc, fósforo, magnesio, potasio y rubidio (JARZYNSKA & col., 2012).

Leccinum aurantiacum. Crédito: Javier Marcos
Leccinum aurantiacum. Crédito: Javier Marcos

Bibliografía

Artículos

BAKKER, H. & M. NOORDELOOS (2005). A revision of European species of Leccinum Gray and notes on extralimital species. Persoonia 18 (4): 511-587.

JARZYNSKA, G. & J. FALANDYSZ (2012). Trace elements profile of Slate Bolete (Leccinum duriusculum) mushroom and associated upper soil horizon. Journal of Geochemical Exploration, 121: 69 – 75.

Libros

MUÑOZ, J.A. (2005). Boletus s.l. (excl. Xerocomus) Strobilomycetaceae, Gyroporaceae, Gyrodontaceae, Suillaceae, Boletaceae. Edizioni Candusso. 952 pp.

Fuente: este post proviene de Cesta y Setas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Los olores de las setas

Las setas emanan diversos olores debido a su metabolismo intrínseco, estrategias reproductivas para la dispersión de las esporas (zoocoria), por la descomposición, la fermentación y la oxidación. La p ...

Recomendamos

Relacionado

Setas Peligro de Extinción boleto mantequilla Butyriboletus

Los boletos de mantequilla. Especies termófilas comestibles a proteger

Los boletos de mantequilla son un grupo de especies termófilas comestibles, perteneciente hasta hace uno años a Boletus de la sección Apendiculati (MUÑOZ, 2005; ASSYOB, 2012) recientemente recombinados con estudios moleculares al género Butyriboletus (ARORA & col., 2014). Debido a su escasez algunas especies se encuentran se encuentran en propuestas de listas rojas de especies amenazadas, por lo q ...

Setas Comestibles seta de caña seta de cardo

Las setas de cardo y de caña. Las grandes animadoras de las praderas

Las setas de cardo son un grupo de taxones excelentes comestibles, pertenecientes al Orden Agaricales, muy conocidas y apreciadas de forma tradicional por los aficionados sobre todo en la meseta castellana, debido a su abundancia, facilidad de identificación y su comercialización. Fructifican sobre raíces de diversas umbelíferas durante la primavera, otoño e invierno, dependiendo de la altitud y l ...

Setas Comestibles Cantharellus chantarella ...

Los rebozuelos: los grandes animadores del verano en la zona norte peninsular

Con las precipitaciones estivales en forma de tormenta o de granizo, se anima la fructificación de los rebozuelos, un grupo de especies del género Cantharellus muy apreciados gastronómicamente en toda Europa, que fructifican durante el verano en zonas húmedas de clima atlántico y zonas montañosas de ambiente eurosiberiano de abetales, abedulares, hayedos, pinares albares y algunos robledales del t ...

setas comestibles setas tóxicas y venenosas comestibilidad macrolepiota ...

Las Macrolepiotas y la temeridad de confundirlas con lepiotas, la causa de muchas intoxicaciones

Ya van asomando por muchas zonas de la península las Macrolepiotas en nuestros prados y bosques…. Y la salida en masas de aficionados a recolectarlas. Últimamente muchos  de ellos son aficionados novatos, que fiándose de comentarios y fotografías en las redes se arriesgan a meter en la cesta un ejemplar que podrá cambiar su suerte…. Pero a pesar de que todos los años hay muchos intoxicados,  aún h ...

Pronóstico Micológico amanita amanita de los césares ...

El huevo de rey. Una de las primeras setas termófilas comestibles en zonas mediterráneas

Con las precipitaciones preotoñales y postestivales en forma de tormenta, se anima la fructificación del huevo de rey (Amanita caesarea), una especie termófila característica de bosques mediterráneos y submediterráneos, codiciada desde la antigüedad por los emperadores romanos, debido a  su espectacular belleza y su textura suave y delicada. Debido a esto es considerada por muchos aficionados, la ...

Setas Tóxicas y Venenosas boletus satanas

El boleto de Satanás. El Boletal termófilo más peligroso

El boleto de Satanás (Rubroboletus satans) es una especie termófila del  orden Boletales que ocasiona graves problemas gastrointestinales, siendo una de las intoxicaciones por setas más frecuentes en España, sobre todo en la mitad este peninsular, tras fuertes precipitaciones por la gota fría o tormentas (comunicaciones personales; ANÓNIMO, 2017). Dada su toxicidad es conocido con multitud de nomb ...

Sin categoría

Guía micológica Macrolepiota procera (galamperna)

El mundo de las setas y hongos se ha convertido en un sector profesionalizado donde no se pueden cometer errores de identificación (ya que se pagan caros). En esta ficha encontrarás información sobre Macrolepiota procera, conocida vulgarmente como galamperna. Este hongo tiene fácil identificación pero también existen confusiones con otros hongos comestibles, por lo que es preciso abordar este tema ...

Setas Tóxicas y Venenosas Amanita phalloides cicuta verde

La cicuta verde: una seta termófila potencialmente mortal que todos los seteros deben conocer

La cicuta verde (Amanita phalloides) es una especie potencialmente mortal conocida por su elevada toxicidad desde la antigüedad, por lo que se sospecha de ser utilizada en presuntos envenenamientos letales de numerosas personas ilustres como el emperador Claudio, el papa Clemente VII, la zarina Natalia Naryskina o el archiduque Carlos de Austria (WASON, 1972). En España es la especie que más intox ...

varios setas comestibles macrolepiota ...

Macrolepiota procera, el gigante del bosque

Macrolepiota procera o parasol, el nombre parasol le va como anillo al dedo. Se trata de una de las setas comestibles con mayor porte de las que crecen en nuestra geografía. En La Casa de las Setas te contamos sus características, dónde recolectarlas y qué precauciones debes tener para no confundir la Macrolepiota procera con otras lepiotas tóxicas. Si quieres aprender más acerca de las diferentes ...

Características de setas y hongos Consejos para buscar setas Información micológica ...

Claves para diferenciar los níscalos

Empieza la temporada de Níscalos 2017. En algunas zonas las lluvias de verano han sido copiosas y ya están apareciendo los primeros ejemplares de Lactarius deliciosus, sanguifluus, …. Los aficionados a buscar setas estamos de enhorabuena, pero aunque sea una especie bastante sencilla de distinguir, debemos tener claras las diferentes especies de rebollones que podemos encontrar en el monte. ...