comunidades

Cómo cultivar una esponja vegetal o luffa

Cómo cultivar una esponja vegetal o luffa

planta esponja vegetal


¿Qué es la esponja vegetal?

En casa hace años que utilizamos esponjas vegetales. Uno de los miembros de la familia descubrió que su origen estaba en unas plantas cultivadas y adquirió unas semillas de una casa comercial. Las sembramos en la huerta y así nos ha ido el cultivo.

esponja vegetal y semillas


Estas esponjas se obtienen de una planta perenne anual de la familia de las cucurbitáceas, como la sandía, el melón, las calabazas o los pepinos, del género luffa que se denomina Luffa cylindrica (L.) M. Poen. Su origen está en el suroeste asiático y son frecuentes en las zonas subtropicales del planeta.

Calabaza esponja vegetal germinando
Calabaza germinando

¿Cómo cultivar la esponja vegetal?

Como son plantas muy sensibles a las heladas y necesitan temperaturas superiores a los 20°C, sembramos las semillas directamente a principio del meses junio. Ayudándonos de una azada, pusimos tres semillas por golpe en lo alto del caballón, de forma similar a como sembramos los calabacines. Prácticamente germinaron todas.
Las plantas tienen hojas grandes, verdes, lobuladas 5 ó 7 veces o angulares, con forma triangular, textura de papel y rasposas al tacto.

Luffa creciendo
Luffa creciendo

Por ser plantas trepadoras y desarrollar zarcillos, las pusimos tutores. A medida que fueron creciendo sujetamos los tallos con cordeles. Alcanzaron dos metros de altura.

planta esponja vegetal con tutores
Planta de esponja vegetal entutorada

Se diferencian inflorescencias masculinas y femeninas. Son de color amarillo. Las masculinas se disponen en racimos axilares, con unas treinta flores y las femeninas son solitarias. La polinización la llevan a cabo los insectos.

Flores de las calabazas de esponja
Flores de las calabazas de esponja

En cada planta crecieron dos o tres frutos. Son de color verde oscuro, semejantes a los calabacines.

Pequeña calabaza de esponja
Pequeña calabaza de esponja

Cuando crecen su forma alargada es más estrecha en la zona próxima al pedúnculo y se aprecian surcos y bandas longitudinales de un color verde más oscuro.

Calabaza de esponja vegetal creciendo
Calabaza de esponja vegetal creciendo

En verano las regamos por inundación cada siete días.
No las afectó ninguna plaga ni enfermedad destacables.
Cuando han madurado su color es verde amarillento, alcanzan de 25 a 30 cm y es el momento de recolectarlas.

Calabaza de esponja vegetal casi madura
Calabaza de esponja vegetal casi madura

En una misma planta existen calabazas de distintos tamaños y en distintos estados de madurez. Las recogemos, cortando el pedúnculo con una navaja, antes de llegar las heladas de noviembre.

Esponja vegetal recolectada
Esponja vegetal recolectada

Las calabazas

Una vez recolectadas las mantenemos en un lugar seco y ventilado, sobre papeles de periódicos. Cuando se vuelven de color marrón y al moverlas suenan las semillas es el momento de quitar la cáscara. En su extremo apical se abre un poro terminal y si no tenemos cuidado por allí se nos caerán las semillas.

Calabaza de esponja vegetal recolectada y seca

Se pelan sin dificultad, utilizando las manos, al retirar la piel descubrimos con sorpresa ¡una verdadera esponja vegetal!. Es el xilema o tejido vegetal formado por las células ahora muertas, rígidas y lignificadas que antes sirvieron para conducir la savia y sostener la estructura.

Pelando la calabaza de esponja vegetal
Pelando la calabaza de esponja vegetal

El interior es un cilindro hueco con tres o cuatro cavidades y allí están sueltas las semillas. Las extraemos y las ponemos a buen recaudo.

Calabazas, esponjas vegetales y semillas
Calabazas, esponjas vegetales y semillas

Las esponjas vegetales naturales.

Para eliminar los restos de materia orgánica y las impurezas las ponemos en agua caliente a la que hemos añadido un chorrito de lejía comercial. Las frotamos con las manos, las aclaramos bajo el chorro del grifo y las ponemos a secar.

Esponjas naturales lavadas y sin lavar
Esponjas naturales lavadas y sin lavar

Después, utilizando un cuchillo, las cortamos transversalmente para obtener nuestras esponjas con la forma y el tamaño deseados.

Esponja vegetal lista para su uso
Esponja vegetal lista para su uso

Las esponjas vegetales tienen un tacto áspero cuando están secas pero al mojarlas su tacto es más suave.
Las utilizamos como exfoliante de la piel y como esponja para la higiene personal. Es importante que se sequen bien después de cada uso.

Calabazas de esponjas vegetales pelada, lavadas y semillas
Calabazas de esponjas vegetales pelada, lavadas y semillas

Curiosidades.

En muchos países estas esponjas vegetales se las denomina estropajos. Por aquí los estropajos se obtenían de fibra de esparto machacada entre dos piedras y junto con el jabón que se fabricaba en las casas, de manteca de cerdo y sosa cáustica, se utilizaba para fregar. Hoy los usamos de plástico, de nailon, de alambre… podíamos plantearnos sustituirlos por estas esponjas naturales, biodegradables y fáciles de obtener.

Detalle del xilema la esponja vegetal
Detalle del xilema la esponja vegetal

Estamos muy satisfechos de haber cultivado estas calabazas esponjosas en la huerta. Nos ha permitido tener nuestras propias esponjas y además hemos obtenido semillas para volver a cultivar e incluso para regalar a los amigos.

Semillas de Luffa cylindrica.
Semillas de Luffa cylindrica.

Fuente: este post proviene de Huerta del Corneja, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Los ajos tienen su origen en Asia central, desde allí su cultivo se extendió a Grecia, a Roma, a Europa y después al continente Americano. En la zona mediterránea encontró las condiciones climáticas i ...

Los gorgojos de las judías son unos insectos, Acanthoscelides obtectus, que por su capacidad de reproducción pueden comportarse como plagas y acabar con toda la cosecha de judías secas. Estos escaraba ...

Etiquetas: Huerta

Recomendamos